Canal de Panamá se recupera tras efectos de la pandemia de COVID-19 en el mundo

El paso de barcos por el Canal de Panamá está regresando a sus números constantes, informó la administración de la vía interoceánica, que asegura que se mantienen estrictos controles de bioseguridad por la pandemia del COVID-19.


“Si bien la vía interoceánica ha tenido casos de COVID-19 dentro de su fuerza laboral, ninguno ha sido vinculado a, ni ha afectado, la operación de tránsito. El Canal de Panamá continúa manteniendo estrictos protocolos para garantizar la seguridad de su personal y las tripulaciones de los clientes”, asegura el Canal en un reporte de gestión.

Agrega que el equipo de operaciones ha vuelto a su plantilla completa desde mayo, trabajando en turnos que representan el tiempo y personal necesario para cumplir con todos los procedimientos de seguridad. Después de meses de trabajo diligente, han observado un repunte en el tráfico.

Explican que los portacontenedores, el segmento más grande del Canal, ya está regresando a tasas constantemente por encima de las proyecciones establecidas en mayo a medida que la economía global se recupera lentamente y los comercios minoristas de EE. UU. se reabastecen antes de la temporada de fin de año.

Añaden que los tránsitos de graneles secos ahora superan las proyecciones anteriores, ya que las granjas de cerdos de China aumentan la demanda de granos, además de los constantes envíos de carbón desde Colombia a Chile y México. Los tránsitos de GLP, GNL y tanqueros se han recuperado también, debido a las condiciones favorables del mercado.

Para adaptarse al reciente aumento de la demanda de tráfico, el Canal ha realizado ajustes operativos, aumentando la cantidad de tripulaciones operativas y manteniendo sus protocolos de seguridad, para dar lugar a más tránsitos por día para buques que arriban sin reserva.

Además, el Canal ha proporcionado medidas de alivio a sus clientes que incluyen la prórroga del pago de las tarifas de reserva para mantener una mayor liquidez y la exoneración de las tarifas de reserva para los buques de pasajeros que han sido los más afectados durante estos tiempos difíciles.

“El Canal de Panamá siempre priorizará la seguridad, como lo hizo durante el desarrollo de la crisis sanitaria, adaptándose, según sea necesario, de acuerdo con la situación. Este enfoque y el cumplimiento de la seguridad contribuyeron a que el Canal permaneciera abierto sin ningún cierre o interrupción del tráfico durante la pandemia, permitiendo que los clientes continúen entregando bienes esenciales en todo el mundo. El Canal de Panamá mantiene su compromiso de adaptarse rápidamente a la recuperación económica mundial,  y bajo todas las medidas de seguridad necesarias aún en marcha”, concluye el reporte de la vía.

ANPanamá

Volver al boletín

Related Posts

Deja un comentario