Portugal eliminó las restricciones para ingresar a su territorio desde el 1 de julio

Desde del 1 de julio de 2022, los pasajeros que ingresen a Portugal (incluido Azores y Madeira), según VisitPortugal.com. ya no estarán obligados a presentar prueba de haber realizado una prueba de detección de infección por SARS-CoV-2 con resultado negativo o presentar un certificado digital COVID-UE o un certificado de vacunación o recuperación emitidos por terceros países, aceptados o reconocidos en Portugal.


A pesar de que en Portugal las normas de entrada se están suavizando, se seguirá exigiendo el uso de mascarillas en el transporte público.

En Madeira, las máscaras son obligatorias para todos los mayores de 6 años en los transportes públicos, incluidos los andenes y los aeropuertos, y se recomiendan en «espacios cerrados, y siempre que el distanciamiento físico recomendado por las autoridades sanitarias sea impracticable».

Las nuevas normas ponen a Portugal en línea con otros países de Europa que han suavizado o eliminado las normas de la época de la pandemia, como Italia, que levantó todas las restricciones de entrada en junio. Otros países -como el Reino Unido, Suecia, Islandia, Irlanda y Croacia- han hecho lo mismo.

Aunque Portugal está abierto, los viajeros al país tendrán que pagar una tasa para entrar a partir del año que viene, cuando la Unión Europea ponga en marcha su nuevo Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes (o ETIAS). Está previsto que la tasa de 7 euros (7,42 dólares) entre en vigor en mayo de 2023.

Antes de viajar, es importante confirmar los trámites de entrada con la compañía aérea y el Servicio de Extranjería y Fronteras (www.sef.pt / gricrp.cc@sef.pt), entidad responsable del control de fronteras.

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario