Las agencias de viajes cuestionan la propuesta del Imserso en Latinomérica

Las asociaciones coinciden en que hay que redefinir el programa porque está “obsoleto”

Las patronales de las agencias de viajes han mostrado su desconfianza ante la propuesta de internacionalizar los viajes del Imserso realizada esta semana por Amelia García, directora del Programa de Turismo Social del Imserso, que indicó que “están explorando nuevas vías en Hispanoamérica y con otros destinos”. Aunque reconoció que resulta “complicado” llevar a cabo una internacionalización de los viajes, afirmó que han empezado a buscar colaboraciones con otros países.

Ante esta propuesta, Carlos Garrido, presidente de la Unión Nacional de Agencias de Viajes (UNAV) declaró a AGENTTRAVEL que desde el punto de vista teórico no les preocupa el hecho que se amplíen los destinos a otros países. Pero considera “importante definir cómo lo van a hacer”. “

Nos gustaría poder participar en la definición del nuevo programa, el modelo consideramos que está obsoleto porque ha cumplido 30 años y conviene redefinirlo en su totalidad, es importante fijar una retribución al canal de distribución acorde con los trabajos y recursos que requiere la venta de este producto y de llevarlo a cabo”, añade.

Para Garrido es importante plantear el programa “sin que concurra con los intereses de la turoperación y la comercialización habitual de las agencias de viajes y que no canibalice la actividad de las agencias de viajes”.

El presidente de la asociación ve con muy buenos ojos que el Estado plantee un programa social de viajes para los mayores pero, según su opinión, “no debe entrar en competencia directa con nuestro canal sino, por el contrario, aprovechar nuestra experiencia y nuestro valor en la distribución de productos de viajes”.

Por otro lado, Garrido asegura que si sale adelante esta propuesta “habría que redefinirlo y actualizar los costes a este nuevo producto y a las condiciones actuales”.

“Este programa no aportaría nada a nuestra industria hotelera, ni el empleo ni los ingresos comerciales indirectos a nuestro comercio y, por lo tanto, la labor social no contribuiría con la revitalización del turismo en determinadas zonas que es uno de los objetivos de los viajes del Imserso”, concluye.

Preocupación en Acave

Por su parte, Martí Sarrate, presidente de Acave, ha mostrado su preocupación por el anuncio de expandir el programa a Latinoamérica sobre todo “por la formulación del planteamiento que realicen en este tipo de salidas internacionales”.

“En estos asuntos lo que debe de priorizarse es la colaboración de los profesionales para poder asesorar y no entrar en competencia con las empresas privadas que son las que se juegan el riesgo empresarial y muchos puestos de trabajo”.

Asimismo Sarrate recuerda que a día de hoy ya existen en el mercado programas para personas mayores, que están disponibles durante todo el año y que están desarrollados por turoperadores, con unos precios muy competitivos y que remuneran adecuadamente a todas las empresas y agencias de viajes que intervienen en el mismo.

“Estos programas compiten con los programas subvencionados, lo que ocasiona una desventaja competitiva con la empresa privada”.

Reformulación del programa

Por otro lado, el presidente de Acave considera que antes de plantearse una internacionalización del programa, lo prioritario sería una reformulación porque el modelo ha dejado progresivamente de ser una iniciativa social del Estado para ser un proyecto cuyo coste está financiado principalmente por los empresarios, ya sean hoteles o agencias de viajes. “Debe de ser el Estado y no la empresa privada quien subvencione estos programas para personas mayores”, afirma.

Por último, Marti Sarrate añade que las remuneraciones deben ser ajustadas a las condiciones del mercado y que permitan cubrir todos los costes empresariales.

Fuente: agenttravel.es

Artículos relacionados

Deja un comentario