Este año festejamos Halloween en su cuna: Irlanda

Los encuentros de Derry Halloween, Púca Festival y el dedicado a Bram Stoker (autor de Drácula) son un viaje a los orígenes de la famosa celebración, donde los espíritus celtas conviven con leyendas de brujas y mitos sangrientos


Aunque muchos consideren -con toda lógica- que la fiesta de Halloween es otro capítulo de la invasión cultural desde EEUU (en el mismo paquete que la Coca-Cola, McDonald’s y San Valentín), cabe recordar que esta celebración nació a miles de kilómetros de ahí: sus raíces celtas se entrelazan con los orígenes de Irlanda.

Por ello la isla esmeralda organiza los festivales de Halloween más divertidos del mundo. Porque una cosa es limitarse a poner calabazas de plástico en el porche y salir a pedir chuches disfrazado de bruja o fantasma, y otra es organizar una batería de eventos, conciertos, visitas guiadas y toda clase de espectáculos en ciudades y pueblos.

Los orígenes de Halloween

Los orígenes de Halloween se remontan a la fiesta con que los celtas celebraban el fin de la cosecha hace 3.000 años, donde entre grandes hogueras se esperaba que los espíritus de los muertos visitaran a los vivos.

Samhain era la festividad celta que celebraba el fin de las cosechas y las visitas de los espíritus, que el cristianismo adoptó como la fiesta de Todos los Santos

Esta festividad, llamada Samhain, fue adaptada por el cristianismo como la Fiesta de Todos los Santos; una operación de marketing religioso similar a la Navidad.

Calabazas, disfraces y trucos

Por ejemplo, antes que las calabazas en Irlanda se usaban nabos y patatas grandes, relacionados con el mito de Jack O’lantern y su obligación de vagar con un tubérculo encendido por toda la eternidad.

Los disfraces eran una estrategia de superstición de los niños para engañar a los espíritus que los raptaban al inframundo, como se ve en las máscaras de tela y pelos de animal exhibidas en el Museo Nacional de Irlanda, en Dublín.

Y el ‘trato o truco’ no era más que la oportunidad para los niños pobres de la isla de poder comer algo, como el pan de pasas, esas noches de festejos.

La mayor fiesta: el Derry Halloween

Del 29 al 31 de octubre en Irlanda del Norte se organiza el Derry Halloween 2021, que medios como USA Today distinguieron como el mejor festival de ese tipo en el mundo.

Lo que fue una idea de jóvenes pasados de cerveza en el pub Castle Bar hace 35 años se convirtió en una de las mayores citas culturales de la segunda ciudad más importante del Ulster.

La fiesta más importante es la de Derry Halloween, donde la segunda ciudad más importante de Irlanda del Norte vive un fin de semana lleno de eventos

Este año se recrearán cinco ambientes de festejos, cada uno inspirado en un espíritu del Shamhain, en un programa que se extiende a localidades cercanas.

Por ejemplo el paseo marítimo se presenta el espectáculo El Muelle susurrante, en que se presenta las historias de Cailleach, la reina celta del invierno.

En el centro se encontrarán las instalaciones aéreas y acrobacias de La ciudad de los huesos. En tanto en el St Columb’s Park, junto al río Foyle, se organizará el show de danza, fuego y luces de Bosque de las sombras.

Y ojalá que el año que viene vuelva la tradicional marcha de Halloween, la cita mayor de esta festividad.

El Festival de Púca

Del 23 al 31 en el este de la isla varias localidades se unen para recordar a Púca, una criatura del folclore celta. En AthboyTrim y Drogheda habrá espectáculos con bailarines y contorsionistas, proyecciones e iluminaciones con vuelos de drones en ruinas y castillos como el de Slane, además de rutas organizadas por expertos en mitología, conciertos en pubs, comedias nocturnas y sesiones de narraciones

El Bram Stoker Festival

Este año, víctima del coronavirus, en el último fin de semana de octubre no se realizará el festival en homenaje a Bram Stoker, autor de Drácula.

Varias localidades del este de Irlanda se unen para recordar a Púca, una antigua criatura del folclore celta, con una intensa agenda de actividades

Sin embargo en la capital de Irlanda hay tours que organizan recorridos por su casa natal, el Trinity Collegue donde estudió, el castillo de Dublín donde trabajó, y otros lugares que han inspirado a la historia del conde, que tenía más de mito irlandés que del personaje real de Transilvania.

Habrá que esperar al año que viene, que el Bram Stoker Festival coincidirá con el 125 aniversario de la publicación de la sangrienta historia del Conde Drácula.

Por otra parte, en Galway está el Macnas Halloween Parade, un desfile donde 70.000 personas ven el paso de gigantes articulados, grandes esculturas, con un arsenal de pirotécnia y actuaciones en vivo.

La pasión de Irlanda por los mitos y leyendas

Pero como dijo el escritor Javier Reverte, “Irlanda ama más los mitos que la realidad”. Por ello donde uno quiera que vaya por la isla encontrará una ciudad o pueblo con visitas guiadas para conocer historias de fantasmas, crímenes, mazmorras y espíritus.

En Limerick hay rutas por los relatos más escalofriantes de su pasado, como el Dublin True Crime Tour que revive los asesinatos más impactantes.

Hay salidas para conocer sitios embrujados -o eso dicen- como el Loftus Hall de Wexford, en la península de Hook; el castillo de Ballygally en Irlanda del Norte; o las historias de brujas, rituales demoníacos y traiciones en la villa medieval de Kilkenny.

Por lo visto en Irlanda saben cómo convertir la fiesta más tenebrosa en la más divertida.

Artículos relacionados

Deja un comentario