Por primera vez una inteligencia artificial pilota un avión de combate F-16D

El VISTA X-62A es un F-16D modificado por Lockheed Martin que fue pilotado por la inteligencia artificial durante 17 horas el pasado diciembre


Lockheed Martin ha anunciado que el avión de entrenamiento VISTA X-62A, un F-16D modificado, fue pilotado por «un agente de inteligencia artificial» durante 17 horas a lo largo de varios tests de vuelo llevados a cabo el pasado mes de diciembre en la base de la fuerza aérea Edwards en California. Se trata de la primera vez que una IA ha permitido el vuelo autónomo de un caza de combate.

VISTA X-62A, siglas de Variable In-flight Simulation Test Aircraft o Aeronave de Prueba de Simulación en Vuelo Variable, es un avión de entrenamiento desarrollado por Skunk Works, la división de proyectos clasificados de Lockheed Martin, y Calspan Corporation para la USAF TPS, US Air Force Test Pilot School o Escuela de Pilotos de Pruebas de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

El avión de entrenamiento de Lockheed Martin es un F-16D Block 30 Peace Marble II actualizado con aviónica Block 40. El fabricante ha empleado una arquitectura de sistemas abierta para dotar al avión de software que le permite imitar las características de rendimiento de otras aeronaves.

Así, el VISTA X-62A cuenta con VVS (VISTA Simulation System o Sistema de Simulación VISTA) actualizado proporcionado por Calspan, MFA (Model Following Algorithm o Algoritmo de Seguimiento del Modelo) de Lockheed Martin y SACS (System for Autonomous Control of the Simulation o Sistema de Control Autónomo de la Simulación). La integración de los sistemas SACS y MFA permiten que el VISTA X-62A pueda llevar a cabo tests de vuelo avanzados probando el vuelo autónomo y la inteligencia artificial.

“VISTA nos permitirá paralelizar el desarrollo y la prueba de técnicas de inteligencia artificial de vanguardia con nuevos diseños de vehículos no tripulados. Este enfoque, combinado con pruebas de nuevos sistemas de vehículos a medida que se producen, madurará rápidamente la autonomía para plataformas no tripuladas y nos permitirá brindar una capacidad tácticamente relevante”, señala el Dr. Christopher Cotting, director de investigación en USAF TPS, en el comunicado de prensa de Lockheed Martin.

El sistema SACS para el vuelo autónomo comprende la arquitectura de sistemas abiertos E-OSA de Skunk Works que potencia la “caja de Einsten” o EMC2 (Enterprise Mission Computer versión 2), la integración de sensores avanzados, una solución de seguridad multinivel y pantallas de tablets Getac en ambas cabinas.

Estos componentes “aumentan las capacidades de VISTA mientras mantienen su ventaja de creación rápida de prototipos, lo que permite cambios rápidos de software para aumentar la frecuencia de los vuelos de prueba de vuelo y acelerar el ritmo de la IA y el desarrollo de la autonomía para satisfacer las necesidades urgentes de seguridad nacional”, explica Lookheed Martin. La compañía espera continuar con los tests de vuelo en la base Edwards durante este 2023.

El F-16D Fighting Falcon, sobre el que se ha desarrollado el VISTA X62A, es un caza polivalente de General Dynamics y Lockheed Martin que entró en servicio en 1978 y continúa en producción en la actualidad. Se han fabricado cerca de 5.000 unidades que han entrado a formar parte de los arsenales de Estados Unidos y otros 25 países. Su coste por unidad supera los 62 millones de dólares.

elmundoalinstante.com

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *