Entre Cielo y Tierra: “Pensando en el desarrollo de la Aviación Comercial en Venezuela”

En los años 70´s y buena parte de los 80´s Venezuela era líder en desarrollo de la aviación comercial en Latinoamérica, para esa época contaba con dos importantes líneas aéreas nacionales: Avensa y Aeropostal, las cuales contaban con una moderna flota de aviones jet (DC9-30 y -50/ B727-100 y -200), además de un número importante de aeronaves turbohélice, manteniendo una amplia cobertura de rutas nacionales y algunas internacionales en el Caribe; además, también existía la empresa VIASA que cubría 46 rutas internacionales (Europa (12): Lisboa, Oporto, Madrid, Santiago de Compostela, Tenerife, París, Roma, Milán, Frankfort, Zúrich, Ámsterdam y Londres; Suramérica (12): Bogotá, Cali, Barranquilla, Quito, Guayaquil, Lima, Santiago de Chile, Buenos Aires, Rio de Janeiro, San Pablo, Manaos y Puerto España; Centro América (03): Panamá, San José de Costa Rica y México; Norteamérica (06): Miami, Orlando, New York, Washington, Houston y Toronto; y Caribe (13): Aruba, Curazao, Santo Domingo, Kingston, Montego Bay, Habana, San Juan, San Martín, Guadalupe, Martinica, Barbados, Antigua, y Santa Lucia. La mayoría de estas rutas también eran cubiertas por líneas aéreas extranjeras, las cuales, como consecuencia de los acuerdos bilaterales de transporte aéreo, eran designadas para ejercer la reciprocidad en la explotación de estas.


Operaban también en el país varias empresas de transporte no regular tanto en servicios de carga, como en transporte turístico; y diversas empresas de servicios aéreos especializados en transporte de valores, ambulancias aéreas, aerofotogrametría, etc., y un buen número de empresas aéreas de servicios corporativos.

En esas décadas se inauguraron los aeropuertos de Maracaibo (Caujarito) y Margarita, así como los nuevos terminales, internacional y nacional, del aeropuerto de Maiquetía, y diversos terminales aéreos en Cumaná, Barcelona, El Vigía, Puerto Ordaz y La Fría entre otros.

Ya iniciada la tercera década del siglo XXI, nuestra aviación comercial ha pasado a ser una de las más débiles de toda Latinoamérica, tanto en flota, en rutas ofrecidas y en conectividad interna e internacional.

Si queremos que nuestro país maneje un importante volumen de turismo internacional, necesitamos un transporte internacional fuerte, cubriendo aquellos destinos que tradicionalmente han sido mercados emisores de visitantes hacia Venezuela, o que tengan un potencial importante para ser captado por nuestros operadores turísticos. Si deseamos que nuestras empresas aéreas compitan con las de nuestros vecinos latinos, estas tienen que modernizarse, y para ello se requerirá una clara política con un marco de desarrollo, así como diversos incentivos fiscales y financieros.

El tema de la conectividad interna, las frecuencias de vuelo y capacidad, está asociado a la existencia de un sistema de transporte aéreo que prevea rutas y servicios locales, regionales y nacionales debidamente interconectados y con la flota apropiada en cada caso. En este aspecto será necesario un amplio trabajo entre la autoridad aeronáutica, las autoridades regionales y las cámaras y asociaciones de aviación civil y/o transporte aéreo, para poder elaborar y ejecutar este proyecto.

Todo lo anteriormente planteado requiere de una demanda interna e internacional que le imprima sostenibilidad económica a las operaciones comerciales de transporte aéreo, y eso solo lo podremos lograr mejorando el ingreso de buena parte de la población que hoy subsiste con salarios o pensiones que no permiten ni siquiera cubrir sus necesidades alimenticias y médicas. No podemos pensar en la modernización de nuestra aviación comercial si solo contamos con la demanda de un 15% o 20% de la población que son los que hoy cuentan con ingresos suficientes, producto de su negocio, trabajo o ayudas de familiares en el exterior.

Tenemos que trabajar seriamente por la recuperación económica de Venezuela para que podamos contar, entre otras cosas, con la aviación comercial que merecemos.

Willian J. Bracho
Abogado, Maestría en Gerencia del Turismo Sostenible
Especialista en Dº de la Navegación
wjbracho@yahoo.com

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario