Panamá inundado de aves migratorias

Las miradas de contadores de aves migratorias escrutan hoy el cielo de Panamá para inventariar las especies rapaces, que por estos días cambian temporalmente su hábitat en Norteamérica y buscan el verano austral.


La franja del canal interoceánico genera corrientes de aire caliente en cuyos flujos las bandadas se dejan arrastrar para evitar en parte el aleteo y por ello se les observan moviéndose en círculos, dentro de una especie de remolinos, explicó el contador de aves Domiciano Alveo al diario Panamá América.

Debido a que las rapaces son depredadores de nivel superior, su distribución ocupa grandes áreas, aseguró al medio el también observador Ovidio Jaramillo, quien explicó que el conteo enriquece los estudios de esta fauna sensible a la contaminación y otras perturbaciones humanas.

Los datos recogidos en los corredores migratorios ayudan a comprender el desplazamiento de estas especies, sus tendencias poblacionales y los cambios en el ambiente, además de que permiten entender mejor su vida, ecología, estado y necesidades de conservación.

Las mayores cantidades que atraviesan el Istmo pertenecen a las especies gavilán de swainson (buteo swainsonii), gavilán aludo (buteo platypterus) y gallinazo cabecirrojo (cathartes aura), informaron los conocedores.

PanamáÓn

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario