Los canales de Suez y Panamá corren riesgo de sufrir inundaciones

Los nudos estratégicos del transporte mundial corren peligro por el clima. Y la economía global podría literalmente ahogarse. Las proyecciones globales del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) apuntan que el número de puertos expuestos a inundaciones de más de un metro entre el 2030 y el 2080 aumentará un 80%.


Según un informe publicado por Marsh (Enabling a climate resilient Suez Canal), el futuro de algunas de las vías marítimas más importantes del mundo –incluidos los canales de Suez y Panamá y otras infraestructuras portuarias y terminales– podrá verse afectado por los riesgos asociados al cambio climático. Y esto podría tener implicaciones en las economías regionales, la seguridad alimentaria mundial y las cadenas de suministro a medio y largo plazo.

Por ejemplo, el aumento del nivel del mar podría poner en peligro la integridad de las infraestructuras a lo largo del canal de Suez debido a la posible interrupción de la carga y descarga y el movimiento de la mercancía. Se calcula que entre el 10% y el 12% del comercio pasa por este canal y alrededor del 30% de los contenedores utilizan esta ruta.

El calor extremo también puede pasar factura a los puertos. En comparación con la actualidad, los eventos de calor extremo que alcancen los 45°C se duplicarán en el 2050 y es probable que se multipliquen por siete en el 2100.

Entre el 10% y el 12% del comercio mundial pasa por el canal de Suez
Desde la pérdida de productividad hasta los cambios en la salinidad y la densidad del mar, que afectan a la eficiencia de la refrigeración de los motores, para el sector de la logística, significan más costes y más retrasos. Nick Faull, director de riesgos climáticos y sostenibilidad de Marsh, comenta que “los canales de Suez y Panamá, el estrecho de Ormuz, el Bab-el-Mandeb y el estrecho de Malaca representan una importante fuente de ingresos nacionales para sus países.

Los sucesos relacionados con el clima, como los fuertes vientos que influyeron en que encallara el Ever Given en el 2021, podrían perjudicar su viabilidad a largo plazo”. Por su parte, Rohan Hamden, director general de XDI, explica: “Nos encontramos en una situación en la que la escalada de fenómenos meteorológicos extremos derivados del cambio climático está asegurada”.

lavanguardia.com

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *