Cafés emblemáticos de Buenos Aires

Inprotur ofrece cinco recomendaciones.


– Café Tortoni: el más antiguo de Argentina. Su apertura fue el 26 de octubre de 1858, Día de los Cafés de Buenos Aires. El arte lo habita, ya que a el fueron a buscar inspiración personajes como el cantante Carlos Gardel, los escritores Jorge Luis Borges y Alfonsina Storni, el automovilista pentacampeón del mundo Juan Manuel Fangio y, según se cuenta, hasta el mismo Albert Einstein.

– Café de los Angelitos:  Al entrar, se genera la sensación de volver a 1890, cuando fue fundado. Las paredes cuentan historias a través de fotos que recrean la época en que nació, mientras desde un balcón baja la música en vivo de un bandoneón e inunda el salón al ritmo del 2×4.

– Café Margot: del barrio de Boedo. Entre los de paladar más exigente se dice que el imperdible de la casa es el sándwich de pavita al escabeche, creado en los años 40. Acompañado con la lectura de un libro, de la biblioteca situada en la parte de atrás del local. Desde 1904, este lugar fue testigo del paso de anarquistas, tangueros y escritores, recordados en los retratos de sus paredes.

-Bar Federal: ubicado en San Telmo, antes de convertirse en el café que es fue pulpería, tienda de comestibles y alojó un prostíbulo, según cuentan. Tiene más de 150 años y los demuestra orgullosamente a través de viejas publicidades, fotografías y objetos antiguos.

-La Biela: destino obligado para turistas colombianos amantes del café y el automovilismo. Su propio nombre está inspirado en la pieza del auto de un piloto argentino que se rompió en la esquina de Recoleta donde está el bar. Por esta café pasaron grandes de la Fórmula 1 como Jackie Stewart o Emerson Fitipaldi y figuras de otros ámbitos, como los entonces reyes de España, Juan Carlos y Sofía.

Artículos relacionados

Deja un comentario