Un verano único en el sur argentino

Ushuaia comienza su temporada alta de turismo y se encuentra lista para dar la bienvenida a quienes buscan experiencias inolvidables al aire libre para todos los viajeros, especialmente a los que les gusta pedalear.  A pesar de ser una ciudad con una geografía particular y con varios meses de nieve al año, Ushuaia ofrece a sus visitantes, actividades bici-amigables especialmente diseñadas en la temporada de verano.


Ushuaia en dos ruedas:

Para la temporada estival, desde el primer instante es posible darse cuenta de que esta ciudad ha adoptado el uso de la bici en diferentes paseos, así como sus bicisendas permiten recorrer su parte urbana en sí misma.

Para salir a la naturaleza, nada menos que bordeando la costa del Canal Beagle, esta modalidad ofrece el producto Experiencia Túnel: El punto de partida será desde el centro de la ciudad, con una excursión netamente de Mountain Bike, en la zona de Estancia Túnel, a 12 kilómetros del centro, uno de los senderos de trekking más importantes fuera del Parque Nacional. Durante toda la excursión se aprecia el ecosistema particular de esta zona, en donde se desarrollan bosques de guindos junto con otras especies de árboles como el canelo, la leña dura y el notro.

La actividad incluye un camino lleno de adrenalina, donde se podrán vislumbrar las siluetas de los cóndores en el cielo o de un zorro colorado entre los arbustos, y eventualmente, ver los resoplos de ballenas jorobadas y orcas en Canal, bordeando el Cerro Fique para llegar a Estancia Túnel.  Este sitio histórico, además de desarrollar la actividad ganadera, también funcionó como aserradero a partir de 1917. Hoy se puede observar lo que queda de la estancia, como un recuerdo de épocas pasadas que aún resiste las mareas del tiempo frente al Canal Beagle.

Una vez en la estancia, el paseo permite recorrer en single tracks bordeando la costa, la reserva natural y cultural Playa Larga, donde se podrán apreciar los increíbles “árboles bandera” mostrando el trabajo constante de los vientos contra la montaña. La actividad tiene una duración máxima de 4:00hs de recorrido con dificultad media.

Otra de las actividades más elegidas para quienes buscan pedalear en el Fin del Mundo es el Doble cruce de los Andes: Esta excursión única en su modalidad, ofrece el Cruce de los Andes en el día, en bicicleta con pedaleo asistido. El punto de partida es frente al antiguo aserradero del Lago Escondido (a 50Km de Ushuaia). Desde allí se iniciará el ascenso hacia el punto más alto de la cordillera de los Andes de la Patagonia Austral a una altura de 450 metros donde el camino ofrece majestuosas vistas. En esta aventura se vivirá una mezcla de emoción, adrenalina y superación al sentir la experiencia de cruzar el cordón montañoso más famoso de América. El regreso es con descenso controlado por el antiguo Paso Garibaldi donde se observan los dos lagos más emblemáticos de la Isla, el Escondido y el Khami o Fagnano, culminando en un restaurante de montaña para degustar la gastronomía fueguina poniendo punto final a la aventura. La travesía, de complejidad media, tiene una duración de 7 a 8 hs con traslado en Camioneta 4×4 y utilizando bicicletas MTB Fat bike eléctricas.

Es tal el crecimiento de la demanda de este modo de conocer el paisaje pedaleando, que por ejemplo el Crucero AidaMar de una compañía alemana y con capacidad de 1200 pasajeros y 360 tripulantes brindó bicicletas a sus huéspedes embarcados de la recalada de noviembre, para que puedan recorrer libremente la ciudad. Se los vio en grandes grupos, algunos de los cuales anduvieron los 19 kilómetros hasta el Parque Nacional Tierra del Fuego, para visitarlo en bicicleta

Experiencia Motoviajeros:

Llegar a Ushuaia en moto es un sueño para los que buscan ver paisajes increíbles sobre dos ruedas motorizadas y visitar la ciudad del fin del mundo de una forma más independiente. Desde 2008 se organiza en Ushuaia, el Encuentro Internacional de Motoviajeros en el Fin del Mundo. El grupo anfitrión realiza salidas en el año, a diferentes lugares, despuntando el vicio de viajar en moto compartiendo aventuras, con amigos, en familia y con otros viajeros.

Este fin de semana se realizó la decimoquinta edición y en esta oportunidad recibieron a casi 600 motociclistas de Argentina, Uruguay, Brasil, Chile, Paraguay, Ecuador, Colombia, México y España. Entre ellos hubo los que llegaron en motos muy equipadas y de alta cilindrada, pero también otros que se animaron a semejante viaje de varios miles de kilómetros en motos de época, otras de muy baja cilindrada, motonetas, viajando con sus mascotas, haciendo su propia mezcla de combustible y rarezas que sorprendieron al propio grupo organizador, como así también a quienes desconociendo el mundo motoquero se preguntaron: “¿y en eso llegaron?”

“Nos une la pasión de las dos ruedas y esperamos todo el año este encuentro para disfrutar. Es una experiencia única porque nos encontramos amigos de distintos lugares del mundo. Decidí emprender este viaje porque es lo que me apasiona, me motiva la aventura y conocer lugares nuevos y diferentes. Viajé varias semanas desde México hasta el Fin del Mundo. Ushuaia tiene algo único, es una ciudad maravillosa llena de atractivos para conocer”, sostuvo Lalo Michel quien llegó atravesando las Américas desde Guadalajara en una Vespa Road.

es.travel2latam.com

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *