Volcán Pacaya pone en jaque a varias poblaciones en Guatemala

Cada mañana, los residentes de las pequeñas comunidades que viven alrededor del volcán Pacaya, en Guatemala, se despiertan preguntándose si la lava llegará a sus humildes hogares.


Un flujo que desciende lentamente del volcán ha avanzado entre El Patrocinio y San José el Rodeo. En el caso de este último, un poblado de 350 personas, la lava ha avanzado hasta dos manzanas y media de las casas más alejadas.

Emma Quezada, ama de casa de 38 años, ha vivido allí toda su vida y dijo estar acostumbrada a la actividad volcánica. Sin embargo, esta vez siente miedo.

Las autoridades locales habían hablado con los residentes para trasladar la comunidad a otro lugar, a unos 100 km de distancia, pero sin el espacio que tienen ahora.

“¡Como si se fueran a ir de aquí a un pedacito de tierra!”, dice Emma. “Tal vez no tengamos una gran cosa aquí, pero vivimos en una bendita paz, no nos enfrentamos a ningún otro peligro, ni siquiera a los ladrones… Las opciones que te dan no se comparan con lo que tenemos aquí”.

El volcán Pacaya se eleva 2.552 metros entre los departamentos de Guatemala y Escuintla, al sur de la capital. Es un popular destino turístico y 21 comunidades lo rodean.

A principios de febrero, se abrió una brecha en uno de los flancos del volcán y comenzó a fluir la lava, que ahora se extiende al menos 5 km. Mientras tanto, cenizas y gases salieron de su cráter. Aunque la lava no llegue a sus casas, la ceniza ha dañado sus cultivos de maíz y los pastos de sus vacas.

caribbeannewsdigital.com

Artículos relacionados

Deja un comentario