Proyectando el Turismo: Los menos conocidos

Los llamados patrimonios de la humanidad declarados por la UNESCO suelen convertirse en lugar turístico o de visita obligada para aquellos viajeros que anteponen la cultura, costumbres y sitios de interés sobre los centros comerciales y las compras.


No es sorpresa que el país con mayor cantidad de patrimonios de la humanidad es Italia, con un asombroso total de 51.

Lugares como Roma, Florencia, Venecia o la Costa Amalfi son evidentes, casi obvios, sin embargo, hay muchos otros menos conocidos, pero igualmente interesantes y merecedores de una relajada visita. De esta lista de “pocos conocidos” mencionaremos a cinco de ellos en la columna de hoy:

1.- Las Dolomitas son una cadena montañosa en los Alpes italianos del norte, que se extienden a lo largo de la región de Trentino-Alto Adige. El área fue parte de Austria hasta la Primera Guerra Mundial y se siente claramente diferente al resto del país.

Paisaje en las Dolomitas

Las majestuosas montañas son descritas por muchos como las más espectaculares de Europa. La UNESCO agregó las Dolomitas a sus sitios del Patrimonio Mundial por su excepcional belleza natural y diversidad geológica. Desde estaciones de esquí de clase mundial en Val Gardena hasta rutas de senderismo de montaña, las Dolomitas ofrecen actividades para todas las estaciones. Madonna di Campiglio, un complejo en las Dolomitas de Brenta, es una buena base para explorar la región.

2.- Urbino

Para la mayoría, el término “Renacimiento” engendra pensamientos de Florencia, Toscana y Umbría, pero la evidencia del movimiento cultural se puede encontrar en toda Italia. La pequeña ciudad de Urbino, en la cima de una colina, ubicada en Las Marcas, entre los Apeninos y el Mar Adriático, fue uno de los centros culturales más importantes del Renacimiento en el siglo XV.

El mecenas detrás de la floreciente escena artística y cultural de Urbino fue Federico da Montefeltro, un brillante líder militar, intelectual y amante de las artes. Montefeltro encargó el magnífico Palazzo Ducale, uno de los ejemplos más bellos de palacios renacentistas en Italia. Desde entonces, el palacio se ha convertido en la Galería Nacional de las Marcas y alberga las obras de artistas del Renacimiento.

Vista de la ciudad amurallada de Urbino

El Palazzo Ducale es la principal atracción de la ciudad, pero una visita no está completa sin ver el lugar de nacimiento de uno de los pintores y arquitectos más célebres del Alto Renacimiento, Rafael. El interior de la casa es sencillo pero pintoresco.

3.- Alberobello es un pueblo mágico, situado entre los pintorescos olivares y viñedos de Puglia. Alberobello fue reconocido como un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1996 por sus trulli, viviendas encaladas cubiertas con techos cónicos. Los historiadores no están seguros de por qué los trulli se construyeron de esta manera, pero una teoría sugiere que la estructura simple de paneles de yeso se diseñó para que pudiera desmantelarse fácilmente para evadir los impuestos a la propiedad.

Calle típica de Alberobello

Más de mil de estas estructuras de piedra caliza se encuentran en Alberobello y siguen siendo funcionales como casas y tiendas. La Piazza del Popolo es un buen punto de partida para explorar esta histórica ciudad. También considere una parada en las ciudades de las colinas como Locorotondo y Ostuni. Este último está empapado de casas encaladas, lo que le valió el sobrenombre de La Città Bianca (la Ciudad Blanca).

4.- Matera está situado en la región de Basilicata, en el sur de Italia, el Sassi, que en italiano significa “piedras”, ha sido ocupado continuamente por asentamientos humanos desde el Paleolítico hasta nuestros días.

Este antiguo distrito se encuentra al borde de un barranco donde se excavaron casas apiladas, iglesias y monasterios en el terreno natural. En la década de 1950, las condiciones de vida peligrosas, el saneamiento deficiente y las enfermedades obligaron a los residentes a abandonar los Sassi. Las condiciones de pobreza de la ciudad y la atmósfera de desesperanza llevaron al artista Carlo Levi a comparar Matera con el Infierno de Dante en su libro, Cristo se detuvo en Eboli.

Casas-cueva de Matera

Después de un esfuerzo prolongado para restaurar la ciudad, sus antiguos residentes comenzaron a regresar en la década de 1980, renovando las cuevas bajo la supervisión de conservacionistas. El Sassi fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1993, y pronto siguió una modesta industria turística, completa con elegantes “hoteles cueva”. El paisaje único de Matera ha atraído a cineastas, incluido Mel Gibson, quien filmó la mayor parte de La Pasión de Cristo en este lugar.

5.- La región vinícola del Piemonte está ubicado en el lado occidental de los Alpes. Comprende cinco zonas vinícolas y el castillo de Grinzane Cavour. La región fue inscrita como Patrimonio de la Humanidad por su antigua y auténtica tradición de elaboración del vino en las tierras bellamente cultivadas. Además de una amplia selección de vinos deliciosos, Piamonte es una región de exquisita gastronomía y se cree que es la cuna del “Movimiento de comida lenta”

Viñedos del Piemonte

Al norte del Piamonte, el esquí es una actividad invernal popular en el Valle de Aosta. El Skyway Monte Bianco es un teleférico que transporta a los viajeros invernales desde Courmayeur, Italia, a Chamonix, Francia. Monte Cervino, también conocido como Matterhorn, es otra estación de esquí desde la que los visitantes pueden esquiar en Suiza durante el día y volver a Italia por la tarde.

En su próximo viaje a Italia, ¿cuál de estos lugares le gustaría conocer?

Fuente: National Geographic

Alberto Aristeguieta

Volver al boletín

 

Artículos relacionados

Deja un comentario