EasyJet predice cómo será viajar en 2070

Seis de los futurólogos europeos más destacados del mundo aeroespacial, la innovación y la ingeniería se han reunido para definir cómo serán los viajes dentro de 50 años.


Asientos de avión biomiméticos y sensoriales, nuevas formas de entretenimiento que se valen de la optoelectrónica para llegar directamente a los ojos del pasajero y la existencia de un asesor personal virtual de viajes podrían convertirse en la nueva norma.

Comida impresa en 3D, pasaportes que funcionan con los latidos del corazón y experiencias para viajar en el tiempo son algunas de las predicciones que recoge el informe que easyJet ha presentado hoy bajo el nombre ‘easyJet 2070: los viajes del futuro’. En este, un grupo de destacados académicos y futurólogos presagia cómo serán los viajes y las vacaciones dentro de 50 años, desde innovaciones en el trayecto hacia el aeropuerto hasta la experiencia de viajar en avión, alojarse o vivir las vacaciones.

Entre los autores del informe, comisionado por la aerolínea, se encuentran la prestigiosa profesora de la Universidad de Londres y directora general del Big Innovation CentreBirgitte Andersen Birkbeck; la científica de diseño y teórica de sistemas complejos, Melissa Sterry; los prestigiosos futurólogos Shivvy Jervis y Patrick Dixon; el director de sistemas de transporte de la Universidad de Cranfield, el profesor Graham Braithwaite y el director de aeronáutica, defensa y aviación sostenible de la consultora Roland Berger, Nikhil Sachdeva.

Los datos más destacados del informe 

Según se desprende del documento, los avances tecnológicos podrían revolucionar los aeropuertos y la experiencia de viajar en avión con elementos como:

  • Al igual que las huellas dactilares y el iris, cada persona tiene una firma cardíaca única. Esto podría hacer que se sustituyera el pasaporte tradicional por uno biométrico o que funcione con el latido del corazón, algo que agilizaría la seguridad aeroportuaria.
  • Los asientos ergonómicos y biomiméticos de los aviones podrían convertirse en la nueva norma, y no sólo en vuelos de lujo. Estos incluirían materiales inteligentes que se adaptan a la forma del cuerpo, altura, peso y temperatura del pasajero, haciendo más cómoda la experiencia de vuelo.
  • El entretenimiento a bordo podría transmitirse directamente a los ojos del pasajero a través de dispositivos optoelectrónicos, eliminando la necesidad de pantallas a bordo o de descargar películas antes de volar.
  • Los taxis aéreos e-VTOL, las siglas con las que se conocen las aeronaves eléctricas de despeje y aterrizaje vertical, podrían acabar con el servicio de aparcamiento del aeropuerto. Se estima que un 85% de pasajeros llegarían en e-VTOL desde sus casas hasta la terminal, haciendo este trayecto más rápido y cómodo que nunca.

Más allá del viaje en sí, las mejores tecnológicas pueden derivar en avances significativos en la experiencia de alojamiento:

  • Posibilitar la impresión de comida en 3D en los bufés de los hoteles permitiría que los viajeros imprimiesen lo que quisieran comer en cada momento, reduciendo así el desperdicio de alimentos.
  • Hoteles subterráneos muy eficientes energéticamente y respetuosos con el medio ambiente.
  • Las habitaciones de hotel podrían ser inteligentes, con camas prefabricadas con la firmeza exacta deseada, temperatura ambiente y las preferencias musicales.
  • Un asistente personal en forma de holograma podría acompañar a los turistas y proporcionarles información actualizada sobre el destino y asistencia durante la estancia.
  • Ropa de vacaciones impresa en 3D y reciclable a la llegada al hotel, eliminando así la necesidad de llevar maletas y combatir el fast-fashion, puesto que cada persona podría crear su propia ropa, adaptada a su estilo y necesidades, y reciclar el material para el próximo huésped.
  • Asimismo, el informe refleja más innovaciones en experiencias y actividades en el destino:
    • Experiencias de viaje en el tiempo donde los turistas puedan viajar al pasado llevando trajes táctiles que les permitan sumergirse en acontecimientos que ya forman parte de la historia, como revivir qué se siente al estar entre la multitud de los Juegos Olímpicos de la Antigua Grecia.
    • Probar antes de comprar: avances biónicos y Meta permitirán anticipar cómo puede ser el viaje en el destino experimentando el lugar antes de reservar el viaje.
    • Safaris submarinos: aventuras acuáticas a bordo de submarinos para que los turistas descubran la vida marina en parques submarinos.

    Para acercar la tecnología a la realidad, algunas de las predicciones de los expertos cobran vida en cuatro detallados renders que muestran cómo podrían ser los viajes en 2070. Se trata de imágenes que muestran los pasaportes biométricos con latidos del corazón; los asientos biométricos y sensoriales con pasajeros entreteniéndose gracias a la tecnología optoelectrónica; un viaje al pasado gracias a los trajes táctiles y la realidad virtual, así como el futuro de los bufets de los hoteles con impresión en 3D.

Información original en easyJet

SmartTravel

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *