Así será el X-65, el primer avión que no tendrá piezas móviles externas

De acuerdo con DARPA ya podría estar despegando el año que viene


Los proyectos de DARPA, (Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa) siempre llaman la atención. Desde el uso de láseres en drones hasta robots con IA. Y el último de ellos no podía ser menos ya que podría convertirse en un antes y un después en la industria aeronáutica. DARPA y Aurora Flight Sciences han comenzado a construir el primer avión X-65 a gran escala para demostrar un nuevo método de control de vuelo que no utiliza piezas móviles externas.

El X-65 es un avión experimental desarrollado por el programa de Control de Aeronaves Revolucionarias con Nuevos Efectos (CRANE), supervisado por DARPA. El gran giro de este diseño es que va en contra de la historia: desde que se inventaron los primeros aviones, han sido controlados mediante superficies móviles como timones, flaps, elevadores y alerones. El X-65 no tendría ninguna pieza móvil.

El programa CRANE tiene como objetivo eliminarlos por completo y desarrollar un avión controlado completamente por chorros de aire presurizado que alteran la forma en que el aire circundante fluye sobre el avión durante el vuelo.

Sin embargo, para minimizar el riesgo, el primer modelo del X-65 contará con superficies de control móviles convencionales y lo que se conoce como actuadores de control de flujo activo (AFC), los chorros de aire presurizado.

«Las superficies convencionales del X-65 son como ruedas de entrenamiento para ayudarnos a comprender cómo se puede utilizar el AFC en lugar de los flaps y timones tradicionales – explica Richard Wlezien, director de programas de CRANE, en un comunicado -. Tendremos sensores para analizar cómo se compara el desempeño del efector AFC con los mecanismos de control tradicionales, y estos datos nos ayudarán a comprender mejor cómo el AFC podría revolucionar las naves militares y comerciales en el futuro».

El X-65 tendrá una envergadura de 9 metros y pesará 3.200 kg, lo que lo hará aproximadamente del tamaño del avión de entrenamiento T-38 utilizado por los astronautas de la NASA y el ejército estadounidense. Podrá alcanzar velocidades de hasta Mach 0,7, lo que, según DARPA, «hará que los resultados de las pruebas de vuelo sean inmediatamente relevantes para el diseño de aviones del mundo real».

Las superficies convencionales del X-65 son como “cintas de entrenamiento para ayudarnos a comprender cómo se puede utilizar el AFC en lugar de los flaps y timones tradicionales – añade Wlezien -. Tendremos sensores para monitorear cómo funciona el rendimiento de los efectores del AFC. Se comparará su función con los mecanismos de control tradicionales, y estos datos nos ayudarán a comprender mejor cómo el AFC podría revolucionar las naves militares y comerciales en el futuro».

El X-65 incluso contará con un diseño modular, lo que significa que sus alas y sistemas de control de flujo activo podrán intercambiarse en el futuro, lo que permitirá su uso para pruebas adicionales en el futuro. Este avión podría completarse y presentarse a principios de 2025, y que el primer vuelo se produciría en el verano de 2025.

elmundoalinstante.com

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *