Nuestro envejecimiento biológico se acelera cuando estamos fuera de la Tierra

Cuando en 2016 el astronauta Scott Kelly regresó de una estancia de un año a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS), los minuciosos análisis a los que se le sometió, y la comparación de los resultados con los de pruebas realizadas a su hermano gemelo que pasó ese año en la Tierra, revelaron cambios teloméricos y preleucémicos en sus células sanguíneas.


Este tipo de cambios celulares se habían observado antes en la sangre, pero solo después de décadas de envejecimiento humano.

Cada vez hay más indicios de que el ambiente en una nave espacial fuera de la Tierra, y en especial la ingravidez, puede acelerar el envejecimiento de las células madre humana, incluidas las que dan lugar a las células sanguíneas.

Averiguar el proceso preciso que conduce hasta eso no solo resultará útil para mantener sanos a los astronautas, sino que también podría enseñarnos a prevenir los efectos del envejecimiento normal en la Tierra.

Esta es la línea de investigación seguida en un proyecto impulsado por el Instituto Sanford de Células Madre, dependiente de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos. En colaboración con la NASA, se han venido haciendo envíos de células madre a la Estación Espacial Internacional (ISS).

El nuevo paso es el envío a la ISS de células madre hematopoyéticas (de la sangre).

Las investigaciones llevadas a cabo por la doctora Catriona Jamieson, directora del Instituto Sanford de Células Madre, y sus colegas, ya han corroborado que las células madre envejecen de forma diferente en cada persona, pero todavía falta aclarar cuál es la influencia de la genética original y cuál la del microentorno de cada individuo.

Los investigadores del Instituto Sanford de Células Madre utilizarán el espacio como una especie de «acelerador del envejecimiento», primero para comprobar que el entorno de microgravedad imita con exactitud a lo que hace avanzar al envejecimiento humano normal, y luego para seguir profundizando en el proceso de envejecimiento. El estudio aportará información sobre el envejecimiento de las células madre sin tener que recurrir a largos y costosos ensayos clínicos.

elmundoalinstante.com

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *