Entre Cielo y Tierra: “Turismo Rural, Producción y Recuperación Forestal”

He comentado anteriormente que la pandemia china está causando grandes cambios en las actividades económicas del hombre, entre ellas el turismo, sector que se está reinventando para poder sobrevivir; las motivaciones, oportunidad, duración y destino de los viajes se están repensando ya que los viajeros tienen miedo a ser contaminados en sitios altamente concurridos, y esto abre la posibilidad a nuevos productos turísticos, más sencillos, más naturales, más asequibles y en sintonía con la conservación del ambiente y el aprendizaje sobre la naturaleza que nos rodea.


Producción Rural: En estos tiempos de crisis que interesante puede resultar convertir muchos de los hatos, fincas y granjas que existen en nuestro territorio, en destinos dedicados a un turismo rural educativo a través del cual se enseñe a los visitantes como sembrar diferentes especies frutales y alimenticias en general, como criar cerdos, chivos, aves de corral; como ordeñar vacas, como elaborar quesos, casabe; sembrar, cosechar o aprovechar frutas (Parchitas, tamarindo, guanábana, mango, cerezas, fresas, etc.) y luego hacer mermeladas y jaleas de frutas, en fin , como aprender a aprovechar económicamente los recursos naturales renovables que están allí, en ese medio rural. Sin duda, esto no sólo contribuiría a impulsar nuevas tendencias en la recreación y el turismo, sino que también potenciaría la economía de tales establecimientos rurales, los cuales se beneficiarían además de los ingresos por un eventual alojamiento y alimentación de los visitantes, por proveer algunas actividades recreacionales sencillas como paseos a caballo, y la venta de sus productos alimenticios.

Educación y Recuperación Forestal: Venezuela es un país con excelentes recursos naturales, pero paradójicamente con un alto índice de pérdida de ríos y otros cauces de agua debido a la tala indiscriminada de selvas y bosques precisamente en las áreas donde nacen estos como pequeños riachuelos que, a lo largo de decenas de kilómetros se van uniendo hasta formar los ríos que nos proveen de agua dulce, fauna acuática y riego para la agricultura. Estos bosques y selvas deben recuperarse a través de programas de siembra de especies arbóreas autóctonas que a la vuelta de varios años permitan retener el agua de lluvias y generar la humedad suficiente para que se generen y alimenten de forma sostenible los precitados cauces de agua.

La gran mayoría de los venezolanos desconocen muchas de las variadas especies de árboles que existen en nuestro país, y desarrollar programas cuya motivación sea el conocimiento y siembra de ellas puede ser de gran impacto en nuestra juventud, en los niños, y en la familia en general. Los programas de turismo rural para el conocimiento y siembra de especies también pueden ir acompañados de otras actividades educativas y recreativas a desarrollar en los predios donde estos programas se pongan en práctica, entre ellas el conocimiento y observación de especies de aves. Los promotores de estas actividades, además de percibir el ingreso por los servicios educativos y turísticos prestados, también podrían recibir los patrocinios de empresas interesadas en la conservación de la naturaleza, y subvenciones o créditos con bajos intereses de los organismos internacionales que manejan fondos para dichos proyectos tales como el Banco Interamericano de Desarrollo, la Unión Europea, el Banco Mundial y la Corporación Andina de Fomento, entre otros.

La recuperación de la actividad turística requiere de mucha creatividad y tenacidad; también requiere de mucho estímulo por parte de los entes municipales, regionales y nacionales, de manera que además de generar ingresos para los participantes, se puedan lograr otros objetivos como la generación de empleo, la disminución de la pobreza y el aumento de la productividad agrícola y forestal en general. La actividad turística puede tener múltiples aplicaciones y propósitos más allá del viaje, la recreación y la culturización.

Willian J. Bracho
Abogado, MSc. Gestión del Turismo Sostenible
wjbracho@yahoo.com; willianbracho@estrategaconsulting.net
Instagram: @Estratega_Consultores_wb

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario