Entre Cielo y Tierra: “Parques Nacionales, Playas y Monumentos Naturales, principales activos para el desarrollo del Turismo”

El futuro de la actividad turística en Venezuela está en vilo, por un lado, en las últimas décadas la situación política y económica de país hizo retroceder en forma significativa tanto el número de visitantes extranjeros como las cifras de nacionales y residentes que se movilizaban por nuestro territorio; y por otra parte, la pandemia china global que nos ha castigado severamente desde comienzos del 2020, y las restricciones en la movilización de personas nacional e internacionalmente, han terminado de hundir esta maravillosa actividad, y salvo algunos nichos con una demanda muy particular, no parece que podamos lograr una pronta recuperación.


Lo preocupante de este problema no es únicamente que hoteles, líneas aéreas, agencias de viajes, y otros prestadores de servicios turísticos exhiban unos deplorables índices de ocupación, ni que el desempleo en el sector sea cada día mayor, ni que el país ya no cuente con la divisas aportadas por los turistas extranjeros; lo más importante es que muchos de nuestros recursos naturales, están afectados por la depredación, las construcciones no compatibles e invasivas, la deforestación de las cabeceras de los ríos, la explotación minera, la tala indiscriminada y otros males, poniendo en riesgo su aprovechamiento futuro dentro de un desarrollo turístico sostenible.

Cuando repasamos los diferentes eventos ambientales de los últimos doce meses, entre otros, derrames de hidrocarburos que afectaron al Parque Nacional Morrocoy y el lago de Maracaibo; actividad minera en áreas colindantes con el Parque Nacional Canaima, con otros parques nacionales y monumentos naturales en el estado Amazonas; construcciones no compatibles dentro del Parque Nacional Los Roques; y deterioro de playas de mar y de rio a lo largo de nuestro territorio, nos percatamos que se está destruyendo lo mejor de nuestra oferta turística: La Naturaleza.

En Latinoamérica y Caribe, región y subregión dentro de las cuales competimos, todos los países presentan a la naturaleza como uno de sus principales productos; así México ofrece su Historia y Arqueología acompañada de su gastronomía, folklore y una exuberante naturaleza. Costa Rica es pura oferta de naturaleza acompañada de buena calidad de servicio y una alta dosis de sostenibilidad; el Caribe es básicamente playas, folklore y diversión. Colombia ofrece sus ciudades, folklore, gastronomía y naturaleza; Perú hace gala de una extraordinaria gastronomía y de su folklore, arqueología e historia, mezcladas con cierta oferta de naturaleza; Ecuador ofrece naturaleza, gastronomía y folklore; y ni hablar de Chile, Argentina y Brasil, donde ciudades y naturaleza constituyen sus principales ofertas a los visitantes.

En casi todos los países de este continente se ha reiniciado la actividad turística, en Venezuela aun no, pero cuando por fin se reabran las rutas aéreas internacionales y se normalicen las nacionales, nuestra principal oferta seguirá siendo la naturaleza, razón por la cual hay que sensibilizar a los entes públicos responsables, y al público en general, sobre la necesidad de conservación de los parques nacionales, los monumentos naturales y las playas en general.

Las redes sociales cambiaron la forma de comunicarnos con el mundo, y diariamente circulan en ellas miles de informaciones sobre nuestro país y su situación. Si quienes desean visitarnos ven fotos satelitales sobre como se han venido afectando los bosques y ríos en Guayana y Amazonas, debido a la minería indiscriminada, o de la basura que mantiene ocupada a muchas de nuestras playas, seguramente decidirán no venir.

Recordemos que la sostenibilidad es un estadio complejo donde el factor ambiental es de suma importancia para poder lograr la sostenibilidad económica y la sociocultural.

Willian J. Bracho
Abogado, MSc. Gestión del Turismo Sostenible
wjbracho@yahoo.com; willianbracho@estrategaconsulting.net
Instagram: @Estratega_Consultores_wb

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario