Eventos del Sistema Nacional de Festivales y Muestras de Cine en Venezuela

El Sistema Nacional de Festivales y Muestras de Cine en Venezuela, red independiente y autónoma de programadores y promotores de la cultura audiovisual en Venezuela, felicita y resalta el esfuerzo de quienes perseveran en mantener espacios de encuentro, difusión, exhibición, crítica y discusión, aún en estos tiempos. Las dificultades son consabidas, en esta oportunidad se hace del conocimiento público logros obtenidos por tres eventos cinematográficos, meritorios de atención, al tomar en cuenta el complicado contexto actual.


Festival Nacional e Internacional del Cortometraje Manuel Trujillo Durán, organizado, desde hace 39 años por La Universidad del Zulia (LUZ), el más longevo, internacionalizado en esta oportunidad, presenta 22 cortos nacionales y 22 internacionales, a través de la plataforma digital FESTHOME, recurso para inscripción y visualización del material. La programación incluye foros, talleres y conferencias sobre variados temas, como la Construcción de Personajes, Montaje de Proyectos Cinematográficos, La Cosmogonía Wayuu, Universo Audiovisual, La Censura en el Cine Nacional; actividades programadas de manera novedosa en las RRSS Instagram y Whatsapp, plataforma Zoom.


 Festival Internacional de Animación El Ojo Iluso, por primera vez desde San Cristóbal, Táchira; se convierte en pionero en la historia audiovisual de la animación venezolana; iniciativa de la Fundación Bordes y FundaJAU (Jóvenes Artistas Urbanos), quienes asumieron el reto de una primera edición transmitida en vivo por la plataforma de software libre JITSI, en simultáneo con la proyección a un limitado público, por medidas de prevención sanitaria. Con participación voluntaria creativa y emotiva de realizadores de los 5 continentes en distintas técnicas de animación; las ponencias elaboradas por especialistas e invitados están disponibles en el canal de Youtube fundacionbordes. El Ojo Iluso convoca e incluye a educadores, comunicadores, publicistas, diseñadores, dibujantes y aficionados a la animación, y premia material dirigido a distintos tipos de público, desde narrativas realizadas para niños hasta infografías, spots y video-arte, expandiendo los horizontes más allá del gremio estrictamente cinematográfico.

El siempre esperado evento, CARACASDOC, ofreció una muestra en línea a partir de la selección proveniente de su convocatoria del año 2018, donde se escogieron 14 obras de 48 documentales recibidos. Esta muestra presentó el estreno de 4 películas: “Venían a buscarme” de Álvaro de la Barra, “El Paraíso” de Dulce Ferreira, “Violeta + Guillermo” de Óscar Vicentelli, y “Música de Semáforos” de Andrés Agustí. Todas estuvieron a disposición del público, completamente gratuita, durante 6 días en la página del Festival, con trabajos experimentales, relatos autobiográficos y familiares, combinación de técnicas y dramaturgia, ensayo sobre la fe, y reflexión sobre los límites del género. Además de la variedad temática, destaca la participación de realizadores noveles junto con profesionales de larga trayectoria. Lorenzo Vigas, muy premiado con su ópera prima de ficción “Desde allá” en 2015, participó con un relato sobre la memoria y el impulso primordial de la creación a través de la historia de su padre, el reconocido artista plástico Oswaldo Vigas. Por otro lado, en alianza con Galápaga films y diáloDocs, hubo foros con cineastas latinoamericanos, donde predominó la Distribución de Alto Impacto; tema crucial cuando se habla del cine documental de autor, que abre espacios insistentemente para hacer llegar al público universos que los discursos masivos oficiales y comerciales, pasan por alto.

Documentar para agitar, fue lema del encuentro que habla de la necesidad del sector audiovisual de profundizar en discusiones relevantes; testimonio viviente, más allá de polarizaciones sectarias y posturas institucionales. Entre el 11 al 16 de agosto, la página del festival obtuvo 20.535 visitas; con usuarios activos por día de 586 a 1.114, de los cinco continentes, aunque predominó el público venezolano. Las películas documentales de la muestra alcanzaron 4.793 visualizaciones gratuitas y generaron debate público por la pertinencia de los temas abordados.

Lo que trae septiembre para el Cine Nacional

XVI Festival del Cine Venezolano, nacido en Mérida, establece este año una alianza inédita con Trasnocho Cultural de las Mercedes, en Caracas. Del 10 al 24 de septiembre, público de todo el mundo podrá disfrutar una programación que tradicionalmente tiene como política el estreno de largometrajes nacionales de ficción. En esta oportunidad son 11 las películas participantes; con la inclusión de 10 documentales y 11 cortometrajes, cuyo requisito de postulación fue su exhibición previa en festivales internacionales. Dos secciones especiales de este evento, son la muestra de trabajos universitarios sobre cine y audiovisuales, y el Maratón Cine Átomo, el cual consiste en la competencia de películas de un minuto exacto de duración en diversos géneros. Estas estrategias de estímulo a la producción audiovisual y estudio fílmico en las nuevas generaciones son los aspectos más originales y destacables de este festival; así como su potencia comunicativa.

X Festival de Cine-Arte en la Frontera, Encuentro para Cinéfagos, del 21 al 26 de septiembre. Llega desde los límites de Venezuela con Colombia, la frontera más activa de Latinoamérica, que se mantiene cerrada oficialmente desde agosto de 2015. En este 2020 se atreve a retar ese borde, al programar actividades en Cúcuta y San Cristóbal; propiciando el encuentro entre realizadores, críticos y estudiosos del cine en ambos espacios; organizado por la Fundación Bordes y el Cine Club de la Universidad de los Andes, núcleo Táchira; caracterizado por dar preponderancia al cine experimental y de autor. Trae una representación de Video-Danza de distintas partes del mundo, documentales, video arte, animación y ficción. El espíritu del festival favorece la inscripción de trabajos donde se apuesta por la transgresión de límites estéticos, técnicos y de género, así como el planteamiento de temas problemáticos; el espacio promueve el disenso crítico sustentado y favorece la reflexión para la formación de creadores y espectadores.

Está en preparativos la próxima edición de La Muestra Internacional de Cine Indígena de Venezuela MICIV; la bienal nace en 2008 y trabaja en el reto de no dejar de lado a las comunidades indígenas en este 2020, a pesar de la innegable brecha digital que se mantiene. La experiencia de curaduría y programación fue tomada en cuenta en Berlinale, por lo que cada versión del evento cuenta con estrenos internacionales de películas que están en un primer año de corrida de modo exclusivo para Venezuela. La última versión de la MICIV tuvo en su programación el estreno nacional de “El Destetado”, “Los Silencios”, y una antología de significativas películas de los 10 años de programación.

Cada evento tiene pluralidad y personalidad característica, encarnada en el rol del programador, aun cuando siendo poco conocido, su rol es el responsable de conjugar los elementos de la estructura programática en un espacio/tiempo determinado. El sistema se funda en un profundo respeto a los procesos autónomos de curaduría de cada muestra y festival, valorando esa compleja labor de articular, siguiendo un criterio propio, y estableciendo lugares de encuentro, tan necesarios en éstos y en todos los tiempos.

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario