Islas de Venezuela: Los Roques

Atolón coralino en proceso de formación, de aspecto oval alargado, de 36,6 kilómetros de este a oeste, por 24,6 de norte a sur. Una laguna de poca profundidad en su parte centro-meridional, alrededor de la cual se encuentran distribuidas 42 isletas o cayos que, con más de 250 bancos de arena y arrecifes coralinos, integran el Archipiélago. Las formaciones coralinas han ido creando las islas sobre una plataforma o gran bloque rectangular submarino. 


Cayo Grande, la isla mayor del archipiélago, tiene forma de media luna; se ensancha en el centro dando origen a varias bahías y ensenadas, siendo Punta Sebastopol su rasgo más sobresaliente; su extremo norte se conoce como Punta Cuchillo. La entrada  sur de la laguna la cierra Cayo Sal, Cabeza de la Salina y Boca de Coté, hasta el extremo occidental, Uaspén de la Salina y un pequeño islote llamado La Maceta de Coté. En el frente occidental de la laguna encontramos: Isla Pelona, Domusky Sur y Norte, Cayo de Agua, Isla de Cocos y el islote Bequeké. El lado norte está formado por las islas de Mosquitoky, Isla Larga, de 12 kms. de largo terminando en Punta Tiburón; Presuky y Rabuky; al sur emergen Fernando y Yojonky.

El lado norte exterior de la laguna, se encuentra formado por una serie de islas dispuestas en dos filas paralelas: Krarky, Agustín, Espenky, Sarky, Brujuky, Carenero, Lanky, Mosquitoky y Seleky. La fila más septemtrional la forman Noronky de Barlovento, Noronky de Sotavento, Los Canquises o Los Canky, pequeños islotes al norte de Carenero. Y el extremo nor-oriental lo conforma: Gran Roque, Cayo Pirata o Isla de Rata, Namansky, Pirateky, Rasky y Francisky.

Según Marco Aurelio Vila, “varias de esta denominaciones parecen ser de origen inglés. La terminación ki debe provenir del término inglés key, cayo. Podría explicarse esta penetración por el hecho que cartas de navegación, más consultadas desde tiempo atrás, han sido las británicas”.

El Gran Roque, con superficie de 1.7 kms2. y forma de triángulo rectángulo, ofrece dos zonas bien diferenciadas: una pequeña cadena montañosa que corre a lo largo de la costa septentrional; la otra comprende las dos terceras partes de la isla formada por terrenos bajos y arenosos, en parte inundados. La cadena de cerros consta de tres tramos separados por amplias obras que originan ensenadas rodeadas de acantilados.   

Originalmente, la población del archipiélago se componía de naturales de las Antillas Holandesas, quienes se dedicaban a la pesca y explotación de los manglares para la fabricación de carbón de leña. Hace unos 100 años, aproximadamente, las islas han sido habitadas por margariteños. Se dice que Gabriela Estrada, esposa de un agente de resguardo marítimo, construyó el primer rancho en el Gran Roque. La explotación de la sal se realizó activamente en otras épocas. Alejandro de Humboldt, en el tomo I, Capítulo 5, Saladares, de su obra “Viaje a las Regiones Equinocciales del Nuevo Continente”, expresa: “La provincia de Caracas posee hermosas salinas en los escollo de Los Roques”

Volver al boletín

Related Posts

Deja un comentario