Cuando las mujeres lavaban en el Guaire

El río Guaire, fétido y hasta mal visto por los caraqueños de hoy, fue en los años veinte lugar atractivo y pintoresco en todo su margen.


Hubo una época que en sus aguas, las mujeres caraqueñas solían lavar la ropa y hasta echarse un chapuzón para refrescarse. Eran tiempos agrarios, pastoriles, cuando el país vivía de lo que se cultivaba, especialmente hortalizas, sembradas en las márgenes del río, y cuyos productos abastecían los mercados caraqueños, especialmente el de San Jacinto, hoy conocido como mercado de Catia.

En más de una oportunidad, el Guaire también se enfureció y sus crecientes arrasaron sembradíos, casuchas y hasta puentes, entre ellos “La Regeneración” o “Puente de Hierro” y el “9 de Diciembre”, los cuales en algunas oportunidades tuvieron que volverlos a levantar.

Así era la Caracas de antaño; con su gente honrada, servicial y trabajadora que solo soñaba con el progreso; esa Caracas que por ser tranquila y apacible, a nuestros abuelos le dio por llamarla “La Sucursal del Cielo”.  

El río Guaire es un corto río de Venezuela, uno de los afluentes del río Tuy y la principal vía fluvial del valle de Caracas. Su longitud es de 72 km. Nace en la confluencia de los ríos San Pedro y Macarao, en un lugar denominado Las Adjuntas, y atraviesa la ciudad de Caracas en dirección sudeste.

Antes del siglo XX, el río no estaba contaminado, además era la fuente de agua de todos los habitantes. A finales del siglo XIX, durante el gobierno del presidente Antonio Guzmán Blanco, este dotó a Caracas de cloacas y alcantarillado, pero ordenó a que se utilizara el río Guaire como la vía principal de desagüe de las aguas residuales de la ciudad.

Desde comienzos del siglo XXI, el río Guaire se encuentra en una situación ecológicamente preocupante, puesto que constituye la principal vía de desagüe de las aguas residuales en la capital venezolana. La historia de la ciudad de Caracas ha estado vinculada con el río Guaire y su cuenca; desde tiempos coloniales son diversas la citas de actividades relacionadas con el Guaire y sus Caroata, Catuche y Anauco.

(Notas Ligeras de Jesús R. Colmenares)

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario