Proyectando el Turismo: Reinventando países

Colombia, Ruanda y Croacia eran percibidos por muchas personas como sitios peligrosos y en conflicto. Ahora encabezan las listas de viaje. Otras naciones pueden seguir su ejemplo, entre ellos Venezuela, cuando llegue el momento.


Hace veinte años, una columnista de The New York Times describió a Colombia como un país dominado por “muertes provocadas por el narcotráfico, masacres paramilitares, secuestros de las guerrillas, asesinatos de escuadrones de la muerte y crímenes en las calles”.

Cinco años antes, un artículo de The Washington Post de 1994 planteó la pregunta de si la gente querría visitar Croacia, un país destrozado por la guerra. “Solo los más intrépidos lo considerarán”, se lee en el texto.

Y, el mismo año, un artículo de The New Yorker describió el genocidio en Ruanda como una situación tan peligrosa que los extranjeros que iban a ayudar no iban más allá del aeropuerto. Una calle es descrita como un sitio “donde todo está lleno de balas y todos los edificios han sido acribillados”.

En estos años, el conflicto y los disturbios han disminuido; la infraestructura se ha reconstruido y las economías se han recuperado. Además, a través de una combinación de mercadotecnia, redes sociales y desarrollo —y con la desaparición de los grupos en conflicto, lo cual ocurre con el paso del tiempo— estos tres países ahora son destinos turísticos en apogeo y se encuentran en los primeros lugares de las listas de viajes, de lugares que visitar antes de morir y abundan en las cuentas de Instagram.

Más de tres millones de visitantes fueron a Colombia en 2017, un aumento del 200 por ciento respecto a 2006, y el país ha sido clasificado como uno de los principales destinos en decenas de listas de viaje, incluida la lista de 52 lugares para visitar del Times. La cadena de hoteles Hilton planea abrir tres propiedades ahí para 2020.

En 2018, casi 560.000 estadounidenses visitaron Croacia, un aumento considerable si se compara con los casi 41.000 de 1998. En total, 19,7 millones de turistas visitaron el país en 2018, en comparación con los casi 1,5 millones de 1995.

 “Actualmente, Croacia es uno de los principales destinos turísticos del Mediterráneo”, dijo Kristjan Stanicic, director del Consejo Nacional Turístico de Croacia. “Nuestros competidores son España, Italia, Francia y Grecia, y ese no siempre ha sido nuestro caso. La gente ahora sabe que tenemos excelentes playas y otras actividades que ofrecer”.

Y, en Ruanda, el turismo aumentó a 1,5 millones de visitantes en 2017 en comparación con los 826.000 de 2007. Los turistas han sido atraídos por las selvas tropicales exuberantes del país, el vibrante entorno artístico en Kigali, su capital, y sus iniciativas para conservar las poblaciones de gorilas.

Estos datos son muy esperanzadores para un país como Venezuela, con tanto potencial. Una vez cese la actual situación, debe mirarse a estos tres ejemplos y apuntar a que sea el turismo una de las principales fuentes de ingresos.

Fuente NY Times.

Alberto Aristeguieta

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario