Desde La Ventanilla: Calidad del Servicio

Una política de calidad de servicio está fuertemente ligada a las proyecciones del sector turístico. Y, ¿qué quiere decir esto? Esto se puede explicar de la siguiente manera: En la medida en que los prestadores de servicio turísticos se formen, capaciten y orienten sus acciones podrán garantizar la satisfacción del cliente.

Cuando tenemos hoteles, restaurantes, guías de viajes, agencias de viajes, y paremos de contar, capacitados y trabajando en cumplir con las expectativas del cliente, esto repercutirá en la imagen positiva, no solo de estos negocios y/o empresas, sino en el destino donde están ubicados.

La necesidad de crear una cultura de servicio es indispensable en Venezuela; acá muchas veces quienes atienden al público actúan como sí ellos le estuviesen haciendo un favor al cliente, cómo si el cliente debería agradecerles, de antemano, su trabajo.

Este tipo de actitudes deben erradicarse por completo. Debemos crear medios de formación para que aquellos que trabajen en el sector turístico comprendan y asimilen que todas sus actuaciones deben responder a un solo objetivo: La felicidad del cliente.

¿Qué significa la felicidad del cliente? Esto implica diferentes elementos esenciales, que van desde la cobertura de sus expectativas, y la proyección de emociones más allá a las que él esperaba disfrutar y/o encontrar en el destino.

La Calidad del Servicio turístico es simplemente la acción enmarcada en el más mínimo detalle para lograr que el cliente y/o turista, retorne a nuestro local y sobre todo al destino en el cual nos encontramos.

Acá en Venezuela ya se creó la Universidad del Turismo, y es aquí el escenario ideal para que los jóvenes se formen y se preparen para que puedan ser verdaderos y eficientes prestadores de servicio, que analicen su posición y puedan, en cada escenario, sacar el mejor provecho creando imagen positiva del destino.

El Servicio al Cliente y la Calidad del Servicio no se trata de una sonrisa o de un saludo amable, aunque esto ayuda no lo es todo, es un proceso complejo que va desde el trato al cliente, la rapidez en la ejecución de soluciones a los problemas, el mantenimiento agradable del ambiente, del cuido de la presentación del producto, del prestador del servicio y de las instalaciones.

Venezuela carece en este momento de una política nacional de Calidad de Servicio como si pueden tener otras naciones con mayor tradición en el manejo del negocio turístico como por ejemplo España o República Dominicana.

Sin duda, no lograremos crecer dentro el sector turístico sino preparamos a las personas adecuadas para los puestos adecuados; tenemos que trabajar para crear una cultura de atención al cliente para avanzar en el negocio del turismo. Y mientras esto ocurre yo me despido de todos ustedes Desde Mi Ventanilla.

José Dionisio Solórzano / @jdionisioss

Imagen: www.ruizhealytimes.com/

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario