Álvarez de Lugo: Se debe buscar la participación conjunta del sector público y privado en el turismo

Por: Víctor Peña

Hace poco entró en vigencia la nueva subasta para venta de divisas, Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom). Esta nueva implementación no sólo influye en el sistema económico sino también al sector turismo. Es por ello que Reinaldo Pulido entrevistó a Luis Álvarez de Lugo, abogado especialista en legislación turística para conocer los efectos sobre este sector.

Refiriéndose a la historia turística de nuestro país, Lugo comentó que la primera reforma a la Ley de Turismo se realizó en 1992, coincidiendo con la creación del Consejo Superior del Turismo (Conseturismo), y buscaba que el sector público fuese un ente rector de la actividad turística, “que no fuera ni operador ni controlador“, que el “primer personaje” de la actividad turística fuera el sector privado, la descentralización, “darle importancia realmente a las gobernaciones y los municipios” y crear el Fondo de Promoción de Capacitación Turística, ya que en ese momento Venezuela estaba en desventaja con los otros países competidores del Caribe que tenían presupuesto para la promoción y capacitación, “se decidió crear una contribución que al principio la pagaban los usuarios de los servicios (…) posteriormente con diferentes reformas de la ley se estableció que fueran los prestadores de servicios turísticos“.

La idea principal era que el sector publico y el sector privado trabajaran conjuntamente en crear promoción turística. Sin embargo, el abogado explicó que poco a poco “eso se fue perdiendo“, pues el sector privado fue desplazado del control, los ingresos y programas de promoción. En 1996, se da otra reforma y Conseturismo desaparece de la ley y el Fondo de Promoción de Capacitación Turística autónomo y pasa a ser un instituto llamado hoy en día Inatur (Instituto Nacional de Turismo).

En la actualidad, aún se busca que haya una participación conjunta entre el sector público y el privado, que es lo que falta en nuestro marco regulatorio que es la Ley Orgánica del Turismo, “esta ley debe reglamentarse, como no se ha reglamentado, siguen vigentes los reglamentos de 1999“, sin embargo “muchas de las normas deben llevarse a la práctica y otras deben revisarse, le falta esa participación“, expresó Lugo.

Escucha la entrevista completa haciendo clic aquí

Fuente: Fedecamaras Radio

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario