Proyectando el Turismo: Los Jokilin de la Colonia Tovar

Los Carnavales en Venezuela no tienen la vistosidad que pueden tener en otros países donde constituye una celebración de gran importancia.


Salvo los Carnavales de Carúpano o los del Callao (a ritmo de calypso) en el resto del país esta reservado casi exclusivamente a los niños quienes se visten con los atuendos de sus personajes favoritos.

Sin embargo. cada vez ha ido tomando más fuerza la celebración del carnaval en La Colonia Tovar, donde los ‘Jokilis’ han ganado gran popularidad. Los Jokilis son unos arlequines de traje rojo, mascara oscura, armados con una vara que sostiene en uno de sus extremos una vejiga llena de aire con la cual golpean a transeúntes y turistas.

Esta tradición traída de la Selva Negra en Alemania, durante la segunda mitad del siglo pasado, se ha consolidado como la fiesta típica de esta localidad aragüeña durante los días de Carnaval. Esta costumbre llega a la Colonia Tovar gracias a las vivencias e iniciativa de un coloniero, el señor Pablo Dürr Misle, quien conoció sobre los Jokilis a través de su abuelo, quien le contaba historias de una figura que hacía el carnaval en su pueblo de origen y le enseñaba algunas las canciones. Cuando pudo viajar a Endingen en 1973, durante la celebración de los carnavales de ese año logro conocer algunos aspectos de la agrupación lo que despertó su interés por la tradición.

Al señor Pablo Dürr Misle le regalaron una máscara de Jokili, en reconocimiento al interés que demostró por el grupo cuando estuvo en Alemania. Este obsequio, se convirtió en uno de los incentivos para que dos años después se diera la idea de crear una organización Jokili en la Colonia Tovar.

La preparación de los Jokilis no es sencilla pues se requiere de un compromiso por parte del interesado y una serie de requisitos que tiene que cumplir para poder portar el traje, comenzando con su paso como aprendiz y luego su bautizo en la Plaza del Jokili cuando debe decir el juramento en idioma alemán mientras es bañado con agua helada. Esto se hace el 11 de noviembre de cada año, luego viene la noche de las batas blancas el jueves antes de que inicie el carnaval donde los casi doscientos jokilis que existen hoy en día despiertan al espíritu de carnaval en la noche de ese día.

Finalmente, el día sábado se inicia la fiesta que continuará durante el domingo y lunes de carnaval. Durante estos dias el bufón va por todo el pueblo bailando, jugando con el turista, desfilando, siempre con su colorido vestido lleno de cascabeles, sus zapatos de cuero rojos con cuerno y su calurosa máscara de madera que no pueden quitarse hasta que la máxima autoridad de estos payasos lo indique.

La vestimenta del los Jokilin de la Colonia Tovar difiere en un pequeño pero significativo detalle con respecto al traje que usan en Emdingen en Alemania. La versión alemana tiene dos hileras de flecos, rojos y azules de donde cuelgan los cascabeles. La versión venezolana lleva tres hileras con los colores de la bandera nacional.

Estando tan cerca de Caracas, este es un excelente plan para los caraqueños de poder conocer esta original tradición.

Fuentes: viajeros.minube.com , lavoceditalia.com

Alberto Aristeguieta

Senior event planner and senior event consultant, University Professor, Trainer, Photographer, Lecturer, and Columnist.

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *