Nueva vialidad también servirá como punto de esparcimiento en Amador

La vía que comunicará a Amador con la Cinta Costera III ya está en construcción y el interés del contratista es terminar la obra en 2023.

Francisco Paz


Crear un espacio que también sea de esparcimiento familiar y turístico es lo que se propone el consorcio que construye la conexión entre Amador y la Cinta Costera.

“Con las áreas recreativas y espacio verde entre la Cinta Costera III y Amador, se dará forma a esta obra para no decir que únicamente conocemos Amador hacia lo que es el Causeway, sino que esta vista espectacular hacia la ciudad de Panamá también se convierta en un área de esparcimiento”, dijo Rogelio Alemán, gerente de desarrollo del proyecto.

La nueva vía, de cuatro carriles y una ciclovía, contempla además una rotonda a la altura del antiguo centro de convenciones Figali para luego unirse a la Cinta Costera, un poco antes del estadio Maracaná, mediante un puente de 500 metros lineales.

El contratista, consorcio Cinta Costera, tiene hasta marzo de 2023 para entregar la obra de $46 millones, sin embargo, su interés es tenerla lista para finales del próximo año.

“Hacia finales del próximo año debe haber un impacto importante. Nuestra intención es tenerla terminada el próximo año“, declaró Alemán.

Los trabajos de campo iniciaron el pasado 1 de diciembre, tras aprobarse el Estudio de Impacto Ambiental, y a la fecha se han rellenado más de 100 mil metros cúbicos de materiales para la ampliación que requiere la vialidad.’

2

empresas forman el consorcio que construye la obra, Constructora Urbana, S.A. (Cusa) y Toronto Global Holdings Corp.

1.5

kilómetros será la longitud de la carretera, que incluye un puente de 500 metros lineales.

El ingeniero agregó que esperan avanzar con el proyecto en la estación seca para llegar a la etapa crítica que será la construcción del puente vehicular, en la que las mareas dificultarán las labores.

En la actualidad, la única vía hacia Amador, ampliada hace unos años, no es suficiente para la gran cantidad de vehículos que se dirigen hacia esa zona, principalmente en fines de semanas o días festivos.

Ahora, se suman dos importantes obras que requieren otra vía de acceso, como lo es el nuevo centro de convenciones, que queda cerca de lo que será la conexión, y el muelle de cruceros que se construye en isla Flamenco, en donde ya se realizan pruebas.

Panamá América

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario