Acodeco ha recibido 86 quejas por más de B/.600 mil contra hoteles y planes vacacionales

La Acodeco detalla que de las 86 quejas, 35 fueron por falta de información; 17 por cláusula abusiva; y 10 por incumplimiento de contrato.


Nimay González

Entre los meses de enero a agosto de 2021, unas 86 quejas que alcanza la suma de B/. 608,002.94, fueron presentadas por consumidores ante la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco) contra hoteles y planes vacacionales.

La entidad detalla que 35 de las denuncias guardan relación con falta de información; 17 fueron por cláusula abusiva; 10 por devolución de dinero o abonos, y 10 por incumplimiento de contrato.

Asimismo 5 fueron por incumplimiento de servicio, otras 5 por resolución de contrato; aspectos de anulación de contrato, cobro indebido, custodia del bien y daño y perjuicio, registraron una queja cada uno.

“En este tipo de actividad, es bastante común, para captar a los consumidores, ofrecer servicios primeramente a través de un almuerzo o cena “según lo narrado por algunos consumidores”, especialmente dirigido a tarjetahabientes de bancos, con ofertas de obtener facilidades de crédito con algún banco. En caso de no contar con ello, se promete descuentos y facilidades para realizar viajes u obtener hospedajes o estadías, en diversos hoteles, ya sea dentro o fuera del país, lo que concluye con el cobro a través de la tarjeta de crédito facilitada por el consumidor, incluso de altas sumas de dinero, aún cuando se le haya informado verbalmente que la transacción comercial no sería concretada hasta la aceptación final por parte del comprador, quien además puede verse afectado al sobregirarse o excederse en el límite establecido para las compras en su tarjeta de crédito, lo que implica un perjuicio adicional”, detalla la Acodeco.

Frente a esto, la Acodeco hace un llamado a los consumidores a tener mucha precaución al firmar contratos que ofrecen planes o paquetes vacacionales, beneficios o descuentos en hoteles y estadías, bonos y otras ofertas y en caso de inconformidades contra estos agentes económicos, la Acodeco puede ayudar en las reclamaciones, a través de sus diferentes agencias en todo el país.

“En este sentido, es importante atender la publicidad, precios y condiciones, que servirán como prueba en casos de reclamaciones y presentación de posibles quejas en contra de estos agentes económicos”, señala.

Estas son algunas de las recomendaciones que brinda la Acodeco:

  • Leer con detenimiento las cláusulas del contrato antes de firmarlo, ya que debe comprobar si la información relacionada al servicio está incluida de forma clara y expresa en el contrato.
  • No dejarse seducir por ofertas maravillosas, a primera vista.
  • Ante propuestas de conseguir un crédito adicional, recordar que esto le corresponde al consumidor y a su banco.
  • No entregar su tarjeta de crédito, si no se está seguro de la transacción.
  • Pedir referencias a conocidos respecto de sus experiencias con el proveedor que le ofrece este tipo de servicio, así como también exigir la mayor cantidad posible de información relacionada a dicha empresa (dirección exacta en el último año, opiniones de otros consumidores en la internet, descartando aquellas empresas con malas referencias, problemas económicos o incluso escándalos en donde se haya podido ver afectados sus clientes);
  • Conservar todo documento firmado y extendido por parte de la empresa, ya que en caso de una posible queja ante la Acodeco por falta de información determinante por parte del proveedor, la lectura de dicha documentación permitirá acreditar con mayor facilidad este tipo de situación.
  • Una herramienta de gran utilidad para los consumidores, también es consultar la información suministrada en la página web www.acodeco.gob.pa , en la sección del Tablero de Quejas, donde podrán tener acceso a estadísticas respecto a las empresas que han sido objeto de reclamos interpuestos por los consumidores en la actualidad.
  • Exigir y verificar que todo lo prometido verbalmente por el agente de ventas, conste por escrito en algún documento y se le extienda copia del mismo. Si tiene alguna duda sobre su firma, es preferible pedir el texto del contrato para llevarlo y leerlo con mayor detenimiento, y luego decidir firmarlo posteriormente. cuando usted esté más seguro de adquirir dicho compromiso.

Telemetro

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario