Museos panameños abren sus puertas

Con la reapertura de las industrias creativas y culturales los museos se preparan para dar la bienvenida a locales y visitantes. Confían en el apoyo del público para poder sostener su oferta en un momento económico muy complicado

Esther M. Arjona


La anhelada fecha llegó. El 15 de febrero se dio oficialmente la reapertura de las industrias creativas y culturales, una de las más golpeadas por la crisis de la pandemia. Al día de hoy, algunos museos ya atienden al público, mientras otros terminan de hacer algunas adecuaciones que les permitan atender al público que tenga a bien hacer la visita.

“Hay cambios en el aforo que nos permite el Ministerio de Salud, que es del 50%, así que los museos han tenido que preparar una estrategia para llevar el control del aforo, para que a su vez el público tenga esa comodidad que propicie la seguridad que hay que recuperar para que asistan a los museos”, comenta Anayansi Chichaco, directora de Museos del Ministerio de Cultura.

Una de las estrategias que se recomendó y la mayoría han implementado son las reservas anticipadas, ya sea en línea, por teléfono o correo y establecer la capacidad máxima de visitantes en cada museo,”, explica la arquitecta.

En los museos estatales se ha calculado que el máximo son 10 visitantes por ronda. “Generalmente se reserva a la hora que sea más conveniente la visita y se informa a los interesados el máximo de personas que pueden asistir. . Una vez que tienes tu visita agendada debes llegar 15 minutos antes de la reserva”, agrega. entre grupo y grupo, habrá un espacio dedicado a la limpieza del lugar.

Para poder atender a una mayor cantidad de público, los recorridos han debido reducirse. Es una de las desventajas con las que tendrán que lidiar los museos, centros de interpretación y sitios patrimoniales.

Panorámica del sitio de Panamá Viejo y las instalaciones del Museo de la Plaza Mayor

“Se van a afectar muchísimo las estadística de los museos, porque se puede atender a unas 60 personas al día. Si se llega a esa cifra se sabe que se tuvo un día lleno. Aunque no se pase de esa cifra, se cumplió el objetivo que es que se visiten los museos”, asevera.

Esta es la realidad con la que en adelante tendrán que lidiar los museos, al menos hasta que, con el avance del programa de vacunación, la situación sanitaria tenga un cambio.

Jardines del Biomuseo, al fondo, su colorido edificio

“Inmediatamente el Minsa nos dé la aprobación para aumentar el aforo y pienso que ellos lo van a hacer gradualmente, nosotros procederíamos”, cuenta Chichaco.

Visitas selectas

Los museos nunca han sido espacios de concurrencia masiva, Se procura recibir grupos con cantidades específicas de visitantes pues se deben proteger las piezas exhibidas. “Si tenemos mucha gente dentro de un espacio, primero las piezas corren riesgo y segundo, la gente no va a poder ver las colecciones con tanta comodidad. . De repente la variación que tengamos de aquí a futuro no recuperará las masas porque nunca hemos recibido masas, pero de repente sí podemos llegar a un máximo de estadísticas comparada a otros años”, espera la directora de Museos.

Un dato positivo es que a pesar de las restricciones, la gente está asistiendo a los museos. “El año pasado que pudimos abrir de octubre a diciembre, recibimos bastantes visitas de público nacional en comparación a otros años”, revela.

La mayoría del público que visita estos espacios se compone de turistas y estudiantes. la afluencia del visitante nacional es muy baja. “ Ahora eso ha cambiado. Vemos un aumento considerable de nacionales para visitar los museos y aprovechar los espacios que tiene”, asegura.

Museos estatales

El Ministerio de Cultura gestiona 18 museos en todo el país. Todos ellos actualmente se manejan con los mismos protocolos.

“Las mismas restricciones se dan en todo el país. El museo de Herrera tuvo que esperar y abrir un poco más tarde porque ellos tuvieron un brote, pero cualquier cambio que ocurra se notifica inmediatamente en la página web de MiCultura. Ahora mismo casí todos tienen el mismo horario. Algunos reciben de martes a sábado, los más distantes, pero en la ciudad de Panamá y aquellos museos que reciben más solicitud de reservaciones están abiertos de martes a domingo”, detalla.

Museos privados o manejados por patronatos

A nivel internacional se ventilan cifras poco halagadoras sobre la supervivencia de estos espacios culturales por la falta de fondos y la poca afluencia de visitantes. En nuestro país la situación no es diferente, con el agravante de que nuestra población es reducida.

“El Ministerio de Cultura tiene fondos muy restringidos y lamentablemente no podemos ofrecer ayuda económica, pero hemos armando estrategias muy diferentes por ejemplo nos hemos asociado con la ATP, con ellos hicimos una página web, en el momento en que todos los museos estaban cerrados, para promocionar todos los museos, empezamos con un plan piloto en la ciudad de Panamá, para promocionar los más golpeados, como el Biomuseo o el sitio de Panamá Viejo que dependen estrictamente de los ingresos de sus visitas. Así que empezamos a prepara al público para que cuando ellos lograran la reapertura, la gente se incentivara a visitarlos”, relata.

También se han hecho algunas alianzas con algunos municipios. Con el Municipio de Panamá se estableció una página especial de turismo donde se han promocionado los museos.

Exposición en el Museo de Arte Contemporáneo

Por otra parte, a nivel internacional, en espera de la reactivación del turismo, “nos hemos asociado a un registro iberoamericano de museos, muchos países tienen allí publicados sus museos con horarios, precios ubicación y demás. Empezamos a participar desde el año pasado, en octubre ,y estamos registrando a la mayoría de los museos. Ya registramos los estatales y hemos empezado con los privados. Es una manera de ponerlos en un panorama internacional para reactivar esa oferta turística.

Aunque ya se empieza a ver la luz al final del túnel, todavía falta un buen trecho pro recorrer.

“Lo más importante es invitar a la gente a visitar los museos. Los museos estatales tienen la entrada gratuita para incentivar a los visitantes. Es una situación económica difícil pero queremos ofrecer una oferta cultural interesante, un lugar que puedan visitar con la familia y que no les cueste, eso sí, deben hacer una reserva previa para tener una mejor experiencia”, concluye.

Museo de la Libertad

“El cierre físico de nuestras instalaciones no nos ha impedido continuar con nuestra labor de educar”, asegura Aída Clément, directora ejecutiva del Museo de la Libertad. “Al inicio de la pandemia, el Museo de la Libertad fue uno de los primeros en aprovechar la oportunidad que teníamos para poder darnos a conocer e impulsarnos a nivel digital. El museo cerró físicamente, pero siempre encontramos la forma de llevar el museo a los hogares.

En las redes sociales y plataformas digitales en Museo de la Libertad ha presentado actividades virtuales tales como conversatorios, LIVES de Instagram, y han realizado alianzas con otras organizaciones para eventos conjuntos, llevando a cabo un plan mes a mes.

La entrada al museo es por una donación voluntaria pues los ingresos del museo se realizan a través de la gestión de recaudación y por las donaciones voluntarias, pero al momento ha sido imposible obtener ingresos por la situación sanitaria y las consecuencias económicas.

Para atender al público en esta situación excepcional, se han hecho las adecuaciones necesarias y recomendadas por las autoridades sanitarias para resguardar la seguridad del visitante y la de los empleados. “Hemos proyectado el poder realizar recorridos virtuales a través de las plataformas que manejamos, para no eximir a nadie de la oportunidad de conocer el museo de algún modo, dejando la puerta abierta para que luego puedan visitarnos físicamente y completar la experiencia”, destaca Clément.

Para esta reapertura programan establecer un proyecto de tickets conjuntos con otros museos aledaños para incentivar a los visitantes a realizar una ruta por los museos cercanos.

“Queremos recibir a la mayor cantidad posible de personas, entendiendo la importancia que tienen los Derechos Humanos, los cuales son de todos y todos estamos llamados a defenderlos”, sostiene.

La reapertura del Museo de la Libertad se realizará el día 15 de marzo.

Museo Afroantillano, El Marañón

El valor de entrada es gratuito, sin embargo el visitante puede brindar una donación voluntaria; en solidaridad con la población, los servicios adicionales como visitas guiadas que sí tienen un precio, serán gratuitos hasta nuevo aviso.

Lunes: Cerrado

Mar – Vier: 9:30 .m. a 4:00 p.m.

Sab y Dom: 10 a.m – a 6:00 p.m.

Museo de Arte Contemporáneo

Para María Lucía Alemán, directora del Muso d e Arte Contemporáneo el cierre de este espacio ha representado “una acumulación de ganas de reunir a la comunidad nuevamente en nuestras salas expositivas y espacios para el público.

Mientras tanto, como muchos otros espacios, echaron mano de la tecnología para mantener el interés de sus visitantes. “El año pasado logramos hacer una grabación 360° de la exposición “Referencias Cruzadas”, lo que permitió al público hacer un recorrido guiado con los textos de las 100 obras que formaban parte de la exposición”, cuenta Alemán. También fueron creados espacios virtuales como “MAC desde casa” para que la comunidad pudiera interactuar y participar abiertamente sobre temas relevantes de la vida en pandemia y una interesante trivia de la colección del MAC para mostrar y difundir arte. El museo continua ofreciendo los “Jueves del MAC” desde la virtualidad con charlas y conversatorios.

“Logramos abrir al público el 3 de diciembre y recibir visitantes pro casi tres semanas hasta el nuevo cierre. Este año abrimos la exposición “A 2 metros de distancia” en el Contenedor hace más de un mes. Ambas exposiciones han tenido un componente virtual”, detalla la directora.

La situación de la pandemia no permitió que el MAC pudiese realizar su principal evento de recaudación , que el La Gala del MAC, lo cual les restó un importante apoyo financiero. Por otra parte, aunque se logró llevar adelante la subasta anual, esta se dio con una menor participación tanto de patrocinadores como de compradores, debido a la situación económica.

El MAC ha puesto en marcha los protocolos de bioseguridad establecidos por el Minsa además de activar una plataforma de reserva para el control de los aforos e invita a los visitantes a la exposición que inaugurará el próximo 20 de marzo, llamada Mesotrópicos, curada por el artista Adán Vallecillo.

La entrada al MAC es gratuita, se solicita una donación voluntaria. Las visitas guiadas tienen un costo de $5.00. Las reservas se hacen a través de la página web o accediendo a la biografía de instagram para asegurar los espacios. Se ha establecido un nuevo programa de membresías con el que los usuarios pueden convertirse en miembro del museo, lo que les permitirá tener acceso a talleres y actividades íntimas con invitados exclusivos, mercancía gratis de la tienda y descuentos en otros productos.

Durante esta exhibición el museo abrirá al público los viernes, sábados y domingos de 10-5pm y tendrá disponibles visitas guiadas a las 00:00 de cada hora desde las 10:00 am hasta las 4:00 pm, siendo la visita de las 3:00 pm gratuita y especializada para familias los días sábado y domingo. Las visitas guiadas tienen un costo de $5 por persona, el museo también tendrá disponible una visita guiada gratuita los viernes a las 3:00 pm. La disponibilidad de las visitas guiadas está sujeta a reserva ya que la capacidad máxima es de 8 personas.

Sitio y Museo de Panamá Viejo

“La pandemia trajo el cierre al público del Sitio Arqueológico de Panamá Viejo, lo que nos obligó a reinventarnos para llevar el sitio a los hogares y a los múltiples usuarios y seguidores de nuestras redes. Por otra parte, el cierre al público no significó la paralización total de las actividades por cuanto se mantuvo la seguridad en el sitio así como el mantenimiento, la limpieza de las áreas verdes y su fumigación”, cuenta Julieta de Arango, directora del Patronato Panamá Viejo.

Desde entonces, han mantenido contacto con su público con actividades en redes, que se multiplicaron desde el mes de marzo de 2020 y que aún continúan llevándose a cabo. “Hemos hecho campañas educativas, actividades descargables para niños, recorridos virtuales por el museo y por la torre, exposiciones en línea, conferencias, cápsulas informativas y podcasts, entre otras”, recuenta.

El presupuesto de funcionamiento del sitio proviene, a partes iguales, de un subsidio estatal como de las entradas por visitar el sitio, por tanto el cierre “nos ha afectado mucho; el año 2020 no tuvimos ingresos por entradas por más de 8 meses, atendiendo a que los sitios culturales fuimos de los primeros en cerrar y de los últimos en abrir”, lamenta de Arango.

Pero con la reapertura renacen las posibilidades de continuar con el trabajo que se ha estado haciendo por mas de 25 años. “Tenemos la esperanza de que no vuelvan a cerrar el sitio ni el país, no solo por los visitantes sino sobre todo por los trabajos de conservación preventiva de los monumentos, conservación de bienes muebles e investigaciones arqueológicas que no pudieron realizarse el año pasado. Recordemos que Panamá Viejo es un sitio patrimonial que requiere un trabajo permanente de conservación, investigación y mantenimiento; solo así lograremos preservarlo para las futuras generaciones”, detalla.

Pabellón de la gesta del 9 de enero restaurado y en custodia del Museo del Canal

Y con respecto al público, la respuesta “ha sido muy buena; de hecho, habría que mencionar que el público esperaba ansioso esta reapertura”, dice con alegría.

En el sitio han sido adecuados espacios y recorridos, las exposiciones han podido mantener sus espacios y se espera la participación del público para el que se ha creado un tarifario especial con nuevos precios

Horarios

Martes a domingo de 9:15 a.m. a 3:30 pm (taquilla cierra a las 2:30 p.m.

Costos:

Adulto Nacionales y Residentes B/. 5.00

Jubilado Nacional o residente B/. 2.50

Niño de 13 a 17 años B/. 1.00

Niños de 0-12 años entrada gratis

Extranjeros adultos B/. 10.00

Extranjeros niños B/. 3.00

Museo del Canal Interoceánico

“La pandemia ha afectado a los museos a nivel internacional de sobremanera, privándonos de nuestro público y, para algunos, de la fuente de ingreso que este público representa. Informes de la Unesco y del Consejo Internacional de Museos (ICOM) confirman que los museos se han visto especialmente afectados por la pandemia de COVID-19. Casi el 90% de los museos, es decir, más de 85,000 instituciones, han cerrado sus puertas durante distintos períodos de tiempo durante la crisis sanitaria, y cabe la posibilidad de que cerca del 13% de los museos del mundo no vuelvan a abrir sus puertas”, nos recuerda Ana Elizabeth González, directora del Museo del Canal Interoceánico de Panamá.

“Ha sido una situación difícil ya que no contamos con el ingreso a través de la boletería, donaciones o eventos, sin embargo, esto nos ha llevado a diversificar la manera de llegar al público”, afirma. Con herramientas digitales y las redes sociales (@museodelcanal) se organizó una programación de conversatorios con instituciones culturales y académicas internacionales, talleres didácticos y visitas “tras bastidores” de sus exhibiciones, colecciones y proceso de renovación.

“Hemos logrado llegar a audiencias que nunca antes habían podido venir al museo y compartido contenido con público de diversos países. También participamos de iniciativas de nivel nacional como la Ruta Interactiva de los Museos de la Ciudad y desarrollamos cápsulas digitales junto con la ACP y MEDUCA para apoyar la educación a nivel nacional”, agrega.

Preparándose para la reapertura se han hecho importantes adecuaciones en el museo. “Hemos instalando un nuevo aire acondicionado con medidas de control de calidad de aire interior, dispensadores de gel alcoholado alrededor de nuestros espacios, señalizaciones de distanciamiento, y equipamos el museo con todas las medidas de bioseguridad. Además, hemos capacitado al personal del museo y trabajado en un manual interno con los procesos a seguir en la visita, dentro de los cuales incluimos la toma de temperatura en la entrada, el uso obligatorio de mascarillas y un distanciamiento en la ruta de la visita, eliminando el uso de las pantallas táctiles por parte de las audiencias, y adaptando nuestro contenido interactivo para que pueda manejarse de manera segura”, destaca la directora.

Además, se han hecho algunos cambios realmente significativos en las exhibiciones. “Buscando ampliar las narrativas existentes y diversificando la manera en que contamos la historia de Panamá y su Canal, hemos realizado trabajos de infraestructura y renovaciones de nuestras salas de exhibición. El Museo del Canal plasma la renovación de su nueva sala con un estilo minimalista junto a una narrativa que hace énfasis en la vida cotidiana de los trabajadores del Canal de Panamá, provenientes de 97 países. Sus vivencias y tradiciones permitirán a nuestro público atestiguar en primera fila las manos de quienes construyeron la ruta que cambió el mundo. Dicha sala contará con imágenes y piezas nunca antes vistas y con una nueva experiencia virtual que se podrá acceder desde el celular, para que los visitantes interactuen y se sientan participes de la historia de la cual están aprendiendo”.

Después de aproximadamente un año de estar cerrados por la pandemia, el Museo del Canal anuncia su reapertura para el día 26 de marzo. Podrá visitar el Museo del Canal en un horario temporal de jueves a domingo en los siguientes horarios: jueves y viernes de 1:00 a 8:00p.m. Taquilla cierra a las 7:30p.m. Sábados y domingos de 10:00am a 6:00p.m. Taquilla cierra a las 5:30 p.m.

Adultos (Nacional/Residente) B/.5.00

Estudiantes (Nacionales) B/2.50

Jubilados B/2.50

niños de 5 años en adelante, B/2.50

Adultos no residentes B/15.00

Estudiantes no residentes B/7.50

jubilados B/7.50

niños de 5 años en adelante B/5.00

Audioguías en ngäbere, guna emberá, español, inglés y francés, B/3.00

*Para portadores del certificado de SENADIS, la tarifa es de B/2.50.

Biomuseo

El Biomuseo cerró sus puertas el 15 de marzo del 2020. “Nos mudamos completamente a atender público online a través de redes sociales, para mantener el museo abierto y relevante, pero entendiendo que el reto principal que significó el cierre del museo, al igual que otros museos en el mundo, es que depende de los boletos de entrada que pague el público. Literalmente nos quedamos sin ingresos”, asegura Darién Montañez, coordinador de programa público del Biomuseo.

Para poder sobrevivir, se debieron tomar decisiones difíciles, como las de suspender un alto porcentaje de contratos del personal e incluso, liquidar. “Se ha reducido la planilla al mínimo para que haya museo cuando podamos salir de estas”, comenta Montañez.

Con una corta reapertura de noviembre a diciembre, en los fines de semana, el Biomuseo ha optado por mantener su oferta los sábados y domingos, en un horario de 1:00 a 5:00 pm “para recibir público sin tener que enfrentar los gastos enormes que implican abrir el museo, en una jornada completa. Reactivamos los contratos de un equipo reducido de guías, seguridad y operaciones para poder mantener la operación”, cuenta.

Y la forma en que funcionan las visitas ha tenido que ser redefinida también. “Es importante mantener la ocupación máxima al 50%, hemos trasladado nuestra audio guía a la página web para que los visitantes usen cada uno su propio teléfono, hay internet inalámbrico gratuito abierto para que puedan acceder a las guías y también hicimos marcas en el piso para señalar espacios de las burbujas sociales”, detalla.

Sobre los equipos interactivos o táctiles, se ha decidido no adecuarlos, “se pensó en sustituirlos pero no tenemos fondos, lo más efectivo es reforzar la limpieza en todas las áreas”, admite.

Lo cierto es que, a un año de pandemia, el público es mucho más consciente de mantener su distancia y esperar su turno en espacios definidos.

La decisión de la apertura los fines de semana se hizo considerando el movimiento en fechas similares del año anterior. La primera reapertura fue en noviembre, final de temporada baja y temporada alta, en que la mayoría del público del museo son escuelas, luego grupos de turistas y grupos familiares. Al no haber ni estudiantes ni turistas, se optó por facilitar la llegada de grupos familiares y grupos de amigos.

“Estamos convencidos que ese va a ser nuestro pan y mantequilla en adelante, por eso redefinimos nuestro paquete familiar a uno de burbuja social y bajamos el precio a B/20.00 para cuatro personas, sean familiares o no”, informa Montañez.

También se ha hecho un ajuste al paquete de membresía Amigos del Biomuseo a B/20.00 por individuo, B/50.00 para familia de 4 y 100 para una familia de 8. con esa membresía puede entrar gratis por un año y al momento ha tenido buena aceptación.

Museo del Parque Arquelogico El Caño

“Esperamos que el número de visitantes suba y se vaya moviendo la demanda, para que eso nos permita abrir unas horas más temprano y, más adelante, ampliar los días a viernes, sábado y domingo”, decisión que no se puede apresurar por el riesgo de los costos de mantener el museo abierto.

“No nos echamos a morir, estamos luchando por mantenernos y muy contentos con la gente que está yendo y ojalá que más gente se anime. Cada boleto de entrada vendido nos ayuda enormemente”, concluye Montañez.

La Estrella de Panamá

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario