Industria de turismo reclama más que incentivos fiscales

Para los miembros del sector turísticos, la iniciativa es válida, pero no resolverá la situación actual y funcionará a mediano y largo plazo.

Yessika Valdés – yvaldes@epasa.com


Durante éstos nueve meses que lleva la pandemia, la industria del turismo en Panamá fue una de las primeras en cerrar y la más golpeada afectando miles de empresas y puestos de trabajo.

En todo este tiempo la industria de chimenea registró pérdidas diarias de 11 millones de dólares y la suspensión de más de 100 mil contratos laborales que a la fecha no se han podido reactivar al 100%.

Para hacerle frente a esta situación el Gobierno Nacional a través del Decreto Ejecutivo N. 319 del 3 de diciembre de 2020 estableció incentivos fiscales a favor de la industria de la chimenea y de esa manera dinamizar la inversión turística y contribuir a la creación de nuevos empleos.

Los incentivos fiscales van desde la exoneración del impuesto sobre la renta (ISR) por un mínimo de 15 años sobre actividades turísticas y 5 años a impuestos o gravamen sobre capital de la empresa; esto aplica para lo que el decreto identifica como productos turísticos especiales: museos privados, agroturismo, turismo rural, ecoturismo, turismo deportivo, turismo de salud y parques de diversiones.

Para los miembros del sector turísticos, la iniciativa es válida, pero no resolverá la situación actual y funcionará a mediano y largo plazo.

Jorge Tovar, presidente de la Cámara de Turismo en la provincia de Chiriquí señaló que esto va a motivar a los inversionistas que tienen proyectos y nuevas inversiones en el interior del país, sin embargo hay otros temas que se deben resolver.

Tovar explicó que entre los temas está el incentivo a la demanda local, por lo que es imperante que la Autoridad de Turismo divulgue una campaña para atraer e incentivar el mercado interno, luego la certeza de la suspensión de los contratos laborales hasta por seis meses más, y aclarar las condiciones e las que se puede operar con las medidas de bioseguridad.’

2021

específicamente en el segundo semestre se podría estar reactivando la demanda de turistas.

11

millones de dólares diarias ascendieron las pérdidas del sector.

En el tema de financiamiento, Tovar señaló que las condiciones de acceso de los fondos que el Gobierno Nacional ha puesto disponible no son acordes a la realidad en donde la capacidad financiera de las empresas turística está comprometida.

“No estamos diciendo que el Estado nos debe subsidiar al 100%, pero por lo menos buscar una forma viable en el término de 5 a 10 años para poder reactivar los proyectos medianos y grandes”, manifestó.

En cuanto a la demanda internacional, el empresario dijo que se estima que para el segundo semestre de 2021 se puede reactivar. “El hecho de que se haya anunciado internacionalmente que la vacunación está próxima a iniciar es un paso positivo, pero eso no termina de decidir las condiciones ideales para que la demanda internacional se active”, resaltó.

El sector de turismo es uno de los principales aportadores del Producto Interno Bruto (PIB) del país, que en el 2019 aportó 4 mil 500 millones de dólares a la economía.

A la fecha solo un 20% de los contratos de los colaboradores de las empresas turísticas se han reactivado.

El presidente de la Cámara Nacional de Turismo de Panamá (Camtur), Ernesto Orillac, coincide con Tovar y agregó que primero se tiene que reactivar la demanda y la misma industria.

“De nada vale aprobar estos incentivos sino dinamizamos la industria y si Panamá no tiene una estrategia clara va pasar lo que está pasando, que nuestros mayores competidores están captando a ese turista con la apertura del turismo de reuniones”, señaló.

Agregó que para poder reactivar la demanda tenemos que establecer reglas de juego claras que estén definidas y ayudar a las empresas turísticas.

Las empresas necesitan reorganizarse para poder subsistir y mantener la mano de obra, de la que dependen miles de familias panameñas.

“Necesitamos tiempo para ganar oxígeno, ya que confiamos en que el primer semestre del próximo año se empiece a incrementar en un 40% o 50% el tránsito de visitantes”, expresó.

El administrador general de la ATP, Iván Eskildsen, manifestó que “este es un logro importante que realiza el gobierno para seguir reactivando la economía, en esta caso a través de emprendimientos de productos turísticos especiales”.

Eskildsen enfatizó en que el decreto contribuye además a la ejecución del Plan Maestro de Turismo Sostenible (PMTS) 2020-2025, que propone proyectos de apoyo al emprendimiento y a la inversión privada, bajo la META 2 de lograr “Un Sector Turístico Panameño Más Competitivo”.

Panamá América

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario