Panamá abrirá las playas, pero con restricciones para evitar la propagación de covid-19

Mirta Rodríguez P.

Estará prohibida la venta licor en las playas, también la de alimentos de manera ambulante. Apede pide una reapertura con coherencia

Mientras que el Ministerio de Salud expresa “planificación” y “cautela” en la reapertura de playas, los empresarios agremiados a la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas presionan para que las actividades ligadas al sector turismo y hotelero se den con mayor “coherencia”.

El ministro de Salud, Luis Sucre, anunció el martes, 13 de octubre, que muy pronto van a estar informando de la apertura de estos lugares de esparcimiento y atractivo turístico, pero no se van a permitir paseos.

“Sí se van a abrir las playas”, pero “no se van a permitir paseos, ni busitos ni buses grandes. La utilización de playas solamente se va a dar en el núcleo familiar, no grupos de más de siete personas”, afirmó Sucre en declaraciones a Televisora Nacional.

Añadió que tampoco se va a permitir llevar licor a las playas, ni la venta de este, ni la venta de alimentos de manera ambulante. El licor y la comida tienen que ser debidamente dispensados en los lugares que ya están establecidos, como restaurantes, fondas o los hoteles.

“Los que quieran comer deben de ir al hotel o al lugar donde está. A menos que la familia haya llevado comida y lo haga dentro de su burbuja familiar. Mientras están en su burbuja familiar, puede ser que no tengan la mascarilla, pero una vez que rompan esa burbuja familiar y se van a comer a lugares donde hay otro público, tienen que usar mascarilla”, dijo Sucre.

En sus declaraciones, Sucre pidió “paciencia”, y aunque está consciente de la necesidad que tienen los empresarios del sector de reabrir cuanto antes estos lugares, están siendo muy “cautelosos”, para no retroceder en todo este proceso de reapertura.

“Hemos sido muy cautelosos en esto. Entiendo que cada quien quisiera que la parte de sus negocios o comercios abriera lo antes posible. Sin embargo, está demostrado que en la medida en que lo hemos venido haciendo, gracias a Dios nos ha venido dando resultados. Le queremos pedir a todos que tengan un poco de paciencia”, manifestó Sucre, quien adelantó que para la reapertura de playas se organizan operativos.

Recordó que la mayoría de los países que en su momento abrieron las playas, está constatado que muchos de ellos han tenido que regresar y tomar decisiones restrictivas. Incluso algunos han tenido que cerrar una parte y otros tuvieron que cerrar por sectores algunos negocios. Entre estos casos está, por ejemplo, España, que el pasado mes de julio tuvo que cerrar varias de sus playas, en medio de un rebrote por covid-19.

En este sentido, destacó que el Ministerio de Salud tiene la responsabilidad de evaluar muy bien y encontrar las estrategias para saber en qué momento se pueden abrir las diferentes actividades económicas, como las playas, con toda una planificación operativa en conjunto entre Minsa, fuerza pública, gobernación, alcaldía, e inclusive con los dueños de hoteles.

Expresó que de hecho han tenido un aumento de casos en el área de Panamá Oeste, precisamente en las áreas donde ha estado yendo la gente de la capital para estos lugares.

“Todos tenemos derecho de usar las playas, pero lo que estamos haciendo es buscar la manera de disminuir el riesgo, de que la gente que va al interior lo haga de manera sana y respetando las medidas de bioseguridad”, enfatizó.

Precisó que el problema de las playas no es solo el que está al aire libre, sino la conducta de una parte de la población que utiliza las playas para hacer fiestas, actividades de aglomeraciones, sin mascarillas, compartiendo en toda la playa e incumpliendo con la normativa.

Por su parte, la presidenta de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (Apede), Elisa Suárez, dijo que el gremio que representa y otros del sector privado han estado pendientes de que esas reactivaciones ocurran.

Sin embargo, insistió que esos procesos de reapertura tienen que ser coherentes, tienen que llevar un sentido, porque abrir empresas implica costos adicionales, y en estos momentos no se tiene capital de trabajo.

Mencionó que para abrir, por ejemplo, una actividad de turismo, se requiere preparación, vender paquetes y poder tener accesibilidad a las facilidades que da el país, como las playas que son uno de los grandes atractivos del país.

“Así como usted abre un hotel para que la gente use sus piscinas, use sus instalaciones de casinos, pues usted también abre un hotel de playa para que la gente use sus playas. En ese sentido, entendemos algunas preocupaciones, con relación a la masividad que puede haber en las playas, pero la misma preocupación había con el tema del sector construcción, y hemos probado que los contagios han sido mínimos en la reactivación de contratos”, argumentó.

La Estrella de Panamá

Volver al boletín

Related Posts

Deja un comentario