Panamá, hacia la ‘nueva normalidad’ del transporte

El Metro de Panamá programa viajar con el 40% de su capacidad. La empresa Mi Bus solo permite hasta 26 pasajeros por bus, pero deberá incrementar la oferta. El uso de mascarillas, gel alcoholado y el distanciamiento físico serán parte de la rutina


Ismael Gordón Guerrel

Panamá comenzó el 13 de mayo la reapertura de los comercios luego de ponerle pausa a todas sus actividades por causa de la pandemia de Covid-19. El regreso a una normalidad que no será igual.

Los panameños deberán aprender a vivir con el Covid-19 hasta que se encuentre una vacuna para el virus. El uso de mascarillas, el distanciamiento físico y el uso de gel alcoholado serán parte de la rutina.

El retorno a las actividades comerciales fue dividido por las autoridades de Salud de Panamá en bloques. El primero de ellos arrancó el 13 de mayo y aunque no se ha establecido fecha de inicio para los siguientes, cada 10 o 14 días se hará una revisión, según informó el Presidente de la República.

Y a medida que se vayan incorporando más actividades económicas, la movilización en la ciudad de Panamá se incrementará, incluyendo el uso del transporte público.

Estos cambios llegan en momentos en que la cultura del panameño, con respecto al uso de los autos, está cambiando y eso se evidencia cada vez que se miran las cifras del comportamiento de las ventas de vehículos cero kilómetros.

Los pasajeros transportados por el Metro de Panamá aumentaron en 9.4% para el primer trimestre de 2020, comparado con similar fecha de 2019; sin embargo, los pasajeros transportados por Mi Bus disminuyeron en 13.6%, según reportó el Instituto Nacional de Estadística y Censo, en su último informe publicado esta semana por la Contraloría General de la República.

La empresa Mi Bus, responsable de la operación del sistema de autobuses en la ciudad de Panamá, manejaba antes de las restricciones de movilización 610,000 pasajeros diariamente.

El encierro ordenado por las autoridades de Salud para evitar la propagación del Covid-19 y el colapso del sistema de salud, generó una caída en la movilización. El reporte de Mi Bus es que un 18% de pasajeros utiliza por día el sistema de buses y de la misma manera la flota se redujo un 68%.

La empresa decidió regular la capacidad de usuarios a lo interno de cada unidad. Hasta 22 personas en los buses naranja y hasta 26 personas en los buses azules. Esta medida arrancó en marzo y se mantendrá. Actualmente la empresa Mi Bus cuenta con una flota de más de 1,400 buses.

Luis Campana, presidente de la junta directiva de la empresa Mi Bus, adelantó que el incremento en la flota de buses se estará dando conforme más sectores se vayan sumando a la “nueva normalidad”.

Ellos reconocen que a medida que sigue el proceso de reapertura, los buses deberán tener más capacidad de pasajeros. Una unidad del Mi Bus tiene capacidad para 80 pasajeros.

El uso de las mascarillas, el gel alcoholado y el distanciamiento físico se deberán mantener en las unidades del transporte público y en las zonas pagas. Los usuarios y operadores deberán cumplir con el protocolo de salud que ordenen las autoridades sanitarias de Panamá.

Por su parte, el Metro de Panamá se prepara con la instalación de cámaras termográficas o cámara de medición de temperatura corporal, que permitirán identificar a los usuarios que presenten síntomas probables de Covid-19.

El sistema de cámaras térmica consiste en la instalación de cámaras con sensores infrarrojos, para la detección de la temperatura corporal de cada usuario. Este equipo será instalado en las estaciones de mayor movimiento de pasajeros y colocadas antes del sistema de validación de pasaje (torniquetes).

Las cámaras permiten que, si una persona es detectada con alta temperatura, se desarrolle un protocolo con el Minsa y la Policía Nacional para realizar una segunda toma de temperatura, y si se comprueba que presenta fiebre, se gestionará con los estamentos de salud para su atención y así evitar el contagio a lo interno de los trenes y estaciones.

El Metro trasladaba antes de la cuarentena diariamente entre 240 mil y 280 mil usuarios, solo en la línea 1. Cada tren está compuesto por cinco vagones y con capacidad para 1,000 pasajeros.

Datos suministrados por el Metro de Panamá, establecen que al corte del 18 de mayo se transportaban en promedio, en la línea 1 unos 41,000 usuarios y en la línea 2 alrededor de 24,000.

Cuando se haya levantado la cuarentena el Metro de Panamá analiza, dependiendo del aumento de la demanda, contar con mayor cantidad de trenes en circulación. La operación se mantendrá en un máximo de 40%; quiere decir que un tren que movilizaba mil pasajeros por viaje, movilizará 400 usuarios por tren, es decir; 80 en cada vagón para asegurar el distanciamiento físico recomendado. Se les pide a los usuarios salir con más tiempo de casa y organizar su viaje para llegar a la hora fijada a su destino.

El Metro de Panamá explicó que se busca que los usuarios asuman una nueva manera de trasladarse en el Metro y sea un hábito mantener el distanciamiento físico, hasta que el país logre superar la crisis de salud.

Para promover el distanciamiento físico se han marcado los puestos que no se deben utilizar, cuando viajen sentados, manteniendo aproximadamente un metro de distancia entre cada usuario. Para los que viajan de pie, hay señales diferentes con imágenes de calzados (cutarras, botas, zapatillas) que los orientarán en la posición que deben ubicarse durante el viaje.

De manera continua se hará la desinfección de trenes cada vez que llegan a una estación terminal; así como la nebulización diaria de trenes y estaciones todas las noches, y la limpieza constante de superficies de contacto en las instalaciones.

La Estrella de Panamá

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario