Ocupación hotelera de Panamá, la más baja de la historia

El sector hotelero de Panamá registra la ocupación más baja de la historia con registros que van del 0 al 20 por ciento, algo provocado por las afectaciones que a nivel mundial genera el nuevo coronavirus causante de la COVID-19.


“No veo cómo podemos sostener esto”, manifestó Anneth Cárdenas, integrante de la Comisión de Turismo de la Cámara de Comercio de Panamá, citado por la Estrella de Panamá.

A 10 días de que se declarara el primer caso de Covid-19, el rubro no ha cuantificado las pérdidas, pero evidentemente al haber restringido la entrada de no nacionales al país, el negocio se paralizó y los pocos visitantes que quedan en el país están retornando a su destino.

“Aunque no conozco las negociaciones internas de los dueños de hoteles, la gran mayoría mantiene algún tipo de hipoteca o financiamiento bancario cuyo costo es elevado”, expresó Cárdenas.

Todos ellos deberán hacer arreglos con los bancos, proveedores, y pago de los servicios como luz, agua, etc., consideró Cárdenas.

La lista de peticiones del rubro que tiene en mente poner frente al gobierno es larga. En estos momentos hay más preguntas que respuestas, inquietudes que se replican en el comercio al menudeo: ¿Cómo vamos hacer para el pago de las planillas, hipotecas, rentas, prestaciones, servicios de energía y agua?

Así mismo aparecen las alternativas llenas de incertidumbre: “Vamos a necesitar algún tipo de aplazamiento de pagos, permisión de morosidad por un tiempo a los bancos y al gobierno. Hay que analizar el flujo de efectivo de cada empresa. Por ahora los centros comerciales están abiertos porque el Ministerio de Salud no han ordenado cerrarlo, pero es contradictorio, ¿cómo te dicen quédate en casa y sigue abierto el mall? ¿Quién va a ir?”, se preguntó Cárdenas.

En el comercio al detalle algunos empresarios han tomado la delantera, Raúl Endara, propietario de Raenco, cerró sus tiendas hasta nuevo aviso.

“Primero hay que cerrar y luego vemos cómo pago mis cuentas, el gobierno está presionado por los comercios pero al final tendrán que parar, están dilatando una realidad que no pueden obviar”, indicó.

El empresario añadió que todos deben tomar consciencia, darse cuenta de la realidad, y esto significa que hay “un pocotón de personas infectadas, que se pone en riesgo su vida” al llamarlos a sus puestos de trabajo.

Excelencias News Panamá

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario