Biomuseo de Panamá: cinco años de historias, biodiversidad y cultura

Unas 670 mil 891 visitas ha recibido hasta la fecha el Biomuseo, institución que celebra sus cinco años de existencia en medio de un arduo trabajo de promoción sobre la historia del Istmo.

Para ello, la institución cuenta con ocho galerías permanentes, a través de las cuales el visitante puede explorar la relación entre biodiversidad y cultura, además de educar, inspirar y fomentar la curiosidad por el ambiente natural y el conocimiento científico.

Abierto al público desde el 2014, esa instalación cultural constituye hoy un referente en materia de educación, interpretación y museografía por el que han transitado 200 mil turistas y más de 126 mil estudiantes de todos los niveles de enseñanza del país.

'En el Biomuseo nos esforzamos por ser más accesibles e inclusivos para permitir la visita a más panameños, por eso contamos con programas como los Biosábados y Biodomingos con ingreso gratuito a las familias panameñas', expresó Víctor Cucalón, director ejecutivo del centro.

Vale destacar que entre sus proyecciones sobresalen la apertura, el pasado 22 de mayo, de tres galerías: Océanos Divididos, La Red Viviente y Panamá es el Museo, además de la expansión de su Parque de la Biodiversidad, que cuenta ahora con más jardines y un estanque.

Ubicado en la capitalina Calzada de Amador, este centro interpretativo es el único de su tipo en América Latina y el Caribe diseñado por el afamado arquitecto canadiense Frank Owen Gehry, ganador del Premio Pritzker y reconocido por las innovadoras y peculiares formas de sus edificios.

En este caso, los llamativos colores verde, azul, amarillo, rojo y naranja representan la variada flora y fauna existente en Panamá.

Destaca asimismo la diversidad cultural presente en los pueblos indígenas, al tiempo que la forma de sus techos semejan un bosque con árboles altos, cuya función principal es minimizar la transmisión de calor al interior y lograr un consumo de energía eficiente.

Símbolo de la arquitectura moderna, este museo de historia natural logró en poco tiempo cautivar la imaginación de las personas, a través de la historia del surgimiento del Istmo de Panamá y de cómo éste unió continentes, dividió mares, océanos y cambió la vida en la Tierra.

Entre las actividades que promueve esta institución, enclavada en una estrecha franja de tierra que se adentra en el Pacífico y marca la 'puerta' sur del canal de Panamá, resaltan charlas, conversatorios con especialistas y científicos, además de caminatas de avistamientos de aves y mariposas.

A estas se suman concursos de cocina, muestras de cine, paseos de apreciación de arquitectura y muestras de fauna.

PanamáÓn

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario