Restauración permite rescatar al Castillo de San Lorenzo

A un costo global de $48 millones, con el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo, se rescata este patrimonio de la humanidad, así como Portobelo.


Los trabajos de restauración realizados al Castillo de San Lorenzo el Real de Chagres solo representa 40% de la rehabilitación de este monumento histórico incluido en la lista de los patrimonios mundiales en peligro de la Unesco.

Se requiere una segunda fase, la cual es evaluada en la actualidad por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), informó Itzela Quirós, de la dirección de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura.

El fuerte, construido para resguardar la desembocadura del río Chagres, donde iniciaría el Camino de Cruces para llevar mercancía del nuevo mundo a la corona española, fue objeto de una minuciosa restauración, inaugurada el pasado mes de marzo, que ha permitido rescatar parte de su estructura original.

También fue habilitado un museo dentro de sus bodegas que explica la importancia del castillo, el cual tiene electricidad, así como el resto del castillo por medio de paneles solares.

Quirós explicó que fueron 30 meses de trabajo en los que se recuperaron las superficies de los muros y se estabilizó la ladera sur, ubicada en la entrada del río, que era la que estaba en peligro de colapsar.

Para lograrlo, se hicieron trabajos de ingeniería, estudios geotécnicos, perforaciones y mucho trabajo de rehabilitación y conservación.

Las salas de exposición y el museo forman parte de una tercera etapa de restauración, en la que se colocaron adoquines en el suelo.

Entre las estructuras que hacen falta restaurar se encuentra la batería alta, ubicada antes de entrar al castillo, así como paredes laterales y otras internas y en el patio.

El castillo se ha ido integrando a la oferta turística que ofrece Colón a los visitantes, entre los que destacan, los que llegan en cruceros, desde octubre a abril.

Según cifras de la Autoridad de Turismo, esta área recibió 140 mil turistas en 2022 y en la primera mitad de este año sobrepasan los 65 mil.

El Patronato de Portobelo y San Lorenzo maneja seis idiomas para los visitantes, entre los que se incluye el ruso y el alemán.

El castillo que se observa en la actualidad es una cuarta versión, construida a finales del siglo XVIII.

En la tercera versión se realizan trabajos arqueológicos, en la cual, recientemente, un grupo de arqueólogos panameños descubrió un sitio precolombino que incluye cerámicas y herramientas de piedra, primeras evidencias de una cultura humana en la región antes de la llegada de los europeos.

Mirador

Antes de llegar al castillo, en Sherman, se construye un mirador que cuenta con una altura de más de 50 metros, en el que los visitantes tendrán una vista singular no solo de la periferia, sino de la flora y fauna del área.

Adonys Ábrego, del Ministerio de Ambiente, explicó que el proyecto se levanta a un costo de $6.8 millones y refleja 57% de avance, esperando estar listo para 2024.

Tendrá sitio de museografía, sala de exhibición y un ascensor que llevará a una terraza en el nivel 100 y al mirador en el nivel 900.

Portobelo

Jesús Navarrete, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), explicó que en Portobelo, además de restaurar las fortificaciones, se mejoran servicios e infraestructuras.

Además, se mejoran las facilidades turísticas y la gestión urbana del lugar histórico.

Navarrete informó que a finales de este año o inicios del otro, comenzarán las restauraciones.

Francisco Paz

Panamá América

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *