Nayara Resorts adquiere lujoso hotel en Bocas del Toro

La cadena hotelera Nayara Resorts adquirió recientemente la administración de Bocas Bali Luxury Water Villas y cambió su nombre a Nayara Bocas del Toro, el cual está ubicado en una isla privada, en Bocas del Toro, en el Mar Caribe de Panamá, uniéndose así a  una empresa que se ha caracterizado por manejar propiedades innovativas y extraordinarias y brindar un servicio y experiencias de altísima calidad.


Un reporte informativo de la empresa indica que el diseño innovador del hotel, con villas sobre el agua, y su seria política de sustentabilidad fueron claves en el acercamiento de ambas empresas y son el fundamento de este acuerdo. El hotel viene trabajando intensamente en un programa de protección a los arrecifes de coral y es autosuficiente en la generación de energía eléctrica a través de paneles solares.

Constanza Navarrro, Directora Comercial de Nayara Resorts, asegura que “las similitudes con el concepto y la visión de Nayara convirtieron a este hotel en un match ideal para ser parte de nuestro grupo, que se caracteriza por ofrecer propiedades únicas, rodeadas de naturaleza, con perspectiva de sostenibilidad y de turismo regenerativo y con hoteles catalogados entre los mejores del mundo. Es por ello, que estamos muy contentos de dar la bienvenida a esta propiedad a la cartera de Nayara Resorts”.

“En cuanto al cambio del nombre queríamos hacer esta transformación que identificara el hotel con su lugar de pertenencia, y siguiera la línea de nuestros hoteles en Costa Rica y en Chile. Además, estamos trabajando en todo lo relacionado a la experiencia de aventura y wellness que ofrecemos en el Resort”, agregó Navarro.

El hotel está dirigido a adultos con programa todo incluido. Sus habitaciones son villas construidas en pilotes sobre el mar e inspiradas en el estilo característico de Bali. Algunas poseen una ventana de cristal en el piso para poder ver el agua y la vida marina y otras tienen piscinas privadas.

Además, cuenta con dos restaurantes de cocina internacional con énfasis en los mariscos locales. Uno de ellos, el Elephant House, consiste en una estructura de madera centenaria, que fue traída desde Bali especialmente para el hotel.

Asimismo, los huéspedes tendrán la opción de disfrutar de actividades como snorkel, kayaks, paddle-boarding, surf, buceo y paseos por las diferentes islas. Además, es posible contratar junto con la villa, un bote privado con su capitán-guía a disposición, para que los huéspedes puedan decidir libremente cómo desean explorar el archipiélago.

“A inicios de este año se inauguró Kupu-Kupu Beach, considerada la primera playa del mundo construida sobre el agua. Kupu-Kupu es una estructura sobre el mar de 27 metros de largo por 6 metros de ancho, con arena blanca, palmeras, servicio de reposeras y el Tipsy Bar. Los huéspedes no tienen que aventurarse lejos de los escalones para disfrutar de un excelente snorkel en aguas profundas”, señaló Navarro.

Y en cuanto a las acciones de sostenibilidad, el hotel utiliza energía solar, agua de lluvia purificada y un sistema de tratamiento de aguas residuales ecológico diseñado específicamente para una isla de manglares. Se realizaron dos estudios ambientales para asegurar el cuidado de los manglares y los corales. Las villas sobre el agua se colocaron en áreas muy específicas para evitar interferir con el coral que rodea la isla.

Para llegar a Nayara Bocas del Toro, los viajeros deben llegar al aeropuerto de Tocumen, para conectar, en el aeropuerto de Albrook, con un vuelo doméstico a Bocas del Toro. Allí Nayara Bocas del Toro recibe a los huéspedes y los traslada directamente a la propiedad, en un traslado de máximo 20 minutos.

A partir de enero de 2023 y hasta el mes de abril, Nayara Bocas del Toro lanzará un servicio aéreo VIP diario directamente desde el aeropuerto Tocumen de la ciudad de Panamá al aeropuerto de Bocas del Toro, en un King Air B200 de ocho asientos (saliendo de la ciudad de Panamá a las 4:30 pm todos los días y saliendo de Bocas del Toro a las 9:30 a.m. diario – un vuelo de 45 minutos). Con un exclusivo “Servicio de bienvenida y asistencia VIP”, un conserje recibirá a los huéspedes a su llegada y los conducirá de inmediato a través de los procedimientos de inmigración y aduana.

ANPanamá

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario