Panamá sede de la Ruta Inti o Camino del Sol

Bajo el lema “Panamá el puente que cambió el mundo”, se celebra este año en Panamá del 24 de julio al 20 de agosto la octava expedición de la Ruta INTI o Camino del Sol, con la participación de 161 jóvenes procedentes de Alemania, Inglaterra, Colombia, Argentina, España, Francia, Puerto Rico y Panamá.


Su actual director general el español Fernando Enríquez, señaló que “cada año los jóvenes aventureros de la Ruta INTI recorren distintas regiones que cuentan una historia que le dé trasfondo y sentido a la idea trazada del país que visita, y este año elegimos Panamá a través de 3 miradas: la colonial, la indígena y la afroantillana”.

Los expedicionarios tendrán la oportunidad de tomar contacto con la realidad social, cultural, histórica y humana del mundo actual.

A través de distintas experiencias, mediante la educación en valores, aventura y convivencia con gente de otras culturas, tomarán una visión global y crítica precursora de un nuevo espíritu de cooperación y desarrollo internacional.

Enríquez informó que uno de los recorridos lo harán en distintas comunidades de los Emberá en la zona del Chagres, para hacer la versión indígena, conocer sus tradiciones o fiestas regionales, gastronomía típica y forma de vida de la gente del lugar.

Y como de la sinergia entre las tres, surge el Panamá actual, con toda su riqueza cultural; la colonial, que empieza en la ciudad de Panamá; Panamá La Vieja, Casco Antiguo. Visitaremos el camino de Cruces, el Fuerte de San Lorenzo, Portobelo y Nombre de Dios, cultura Afroantillana. Conoceremos el patrimonio material: monumentos, el Biomuseo, y otros elementos físicos de interés cultural.

Al referirse a la Ruta INTI, el historiador y aventurero Fernando Enríquez, señaló que este es un programa de intercambio social, cultural y formativo dirigido a jóvenes de entre 18 a 25 años de edad procedentes de todo el mundo.

Para ser seleccionados los jóvenes tuvieron que pasar entre otros requisitos, por el proceso de entrevista y la presentación de un proyecto académico con temáticas en función de la historia que se va a contar este año, como es: Protección Medioambiental en el Darién, Las mujeres indígenas y mestizas, y el Impacto del Canal sobre la economía mundial.

La Ruta INTI que ha sido galardonada con el premio europeo Carlomagno de la juventud, ha recorrido España, Marruecos, Portugal, Grecia, Bolivia, Perú, Inglaterra, Gales, Escocia, Francia, Suiza, Alemania, Austria, Eslovaquia, Hungría y esta vez Panamá.

¿Por qué Panamá?

Buscamos países que poseen una historia interesante que contar y Panamá es un destino maravilloso que ejemplifica prácticamente todos los valores que promovemos, Panamá es un sitio a nivel histórico, cultural, ambiental, de la diversidad humana, de naturaleza tan poderoso que pensamos que era una historia muy interesante que contar.

De hecho, el título de la expedición este año es: “Panamá el puente que cambió el mundo”, ese es el motivo oficial que realmente perseguimos; es una tierra que nos da una historia que nos parece muy propicia, sobre todo, en los tiempos que corren en un mundo en el que al final estamos tendiendo a los extremos por toda la situación económica que vivimos.

Mostrar la historia de un país que siempre ha sido un puente, un lugar de unión nos pareció una idea muy interesante para poder transmitir a los jóvenes que nos acompañan y las personas con las que vamos conviviendo a lo largo del camino.

Hay muchos jóvenes que al terminar la expedición se llevan las vivencias, algunos han cambiado de carreras o han decidido irse a estudiar a otro país. La Ruta INTI, es un espacio que permite conocerte a ti mismo y proyectarte, con todo lo que eso implica. Es un punto de salida muy importante desde el cual puedes quizás, no solo redirigir tu vida, sino reestructurarla y poner en valor lo que realmente quieres conseguir y todo el que nos acompaña, va con una carga de valores y una humanidad que extiende a toda su comunidad y a toda la gente con la que está y se convierte en el embajador, no solo del país sino también de esa historia que hemos contado.

Lo que nos enorgullece como organizadores es que muchos de los que han pasado por la expedición se apuntan para volver como voluntarios al propio proyecto, trabajando para compartir con los demás o para volver a vivir la experiencia.

El director general de INTI habló de los 3 pilares como dinámica interna que cuenta con 6 sesiones a lo largo de toda la expedición. Se refirió a la Cultural y Académica: donde traen a conferenciantes externos o a profesores internos que dictan las asignaturas de música, biología y medioambiente, ciencia, cine y misceláneas, entre otras.

Igualmente mencionó los talleres de expedición donde cada uno de los participantes desde sus diferentes disciplinas y temas de interés plantean un taller para dictarle a sus compañeros y al resto del equipo.

El otro pilar es aventura y deporte que está muy enlazado al motivo cultural que visitan. Estos talleres se dictan durante la expedición. La idea es integrar al turista en el destino que visita.

Al referirse al aporte de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), Enríquez recalcó que ha sido el gran baluarte de la Ruta INTI por Panamá, nos han abierto las puertas, nos han ayudado a gestionar los enlaces con cultura, la policía turística, los destinos, y otras autoridades, sin la ATP definitivamente que esta expedición hubiera sido realmente imposible, puntualizó.

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario