Relanzar a Amador como punto turístico

Fernando Paniagua, director de la UABR, dijo que buscan generar contratos comerciales que vayan de la mano de relanzar la calzada como área turística.


A la sombra de un relleno que se analiza en la zona y del cual no tiene conocimiento, la Unidad Administrativa de Bienes Revertidos (UABR) se ha propuesto relanzar Amador como un área turística.

El área cuenta con la novedad de tener un nuevo centro de convenciones, que es visto como una joya en bruto para explotar esta clase de turismo, así como un muelle de cruceros.

Ante esto, se realiza una conexión entre esta zona y la Cinta Costera III, ante el aumento de vehículos que estos y otros lugares están generando.

Fernando Paniagua, encargado de la UABR, informó que desde el año pasado se han dado a la tarea de revitalizar algunas zonas que tenían más de 10 años que no se les daba mantenimiento, como el Paseo de la Costanera.

Este comprende desde el Hotel Panamá Canal hasta el Biomuseo y es un área peatonal que se está rehabilitando, dándole mantenimiento, cambiando luminarias y reemplazando adoquines para ganar un espacio al aire libre adicional para los que usan la calzada.

Por otra parte, se ha autorizado el uso del antiguo teatro, para la filmación de algunas películas y reportajes.

La idea, según Paniagua, es generar nuevos contratos comerciales que vayan de la mano de relanzar la calzada como un área turística.

5

kilómetros hay entre el Panama Convention Center y la isla de Flamenco, la última de Amador.

413

millones costaron las dos últimas obras: el centro de convenciones y el muelle de cruceros.

“Estamos buscando relanzar las concesiones en Amador, producto de que ahora se están buscando muchos espacios al aire libre para diversas actividades y nos piden las parcelas”, comentó.

Por otra parte, se ha apoyado actividades deportivas como el Iron Man, celebrado el primer domingo de febrero, evento al que asistieron fondistas de varias partes del mundo que utilizaron las facilidades de Amador.

“Lo que hizo fue que vinieran muchos atletas del exterior y que pudieran hospedarse en los hoteles que están en el área de Amador y que pudieran utilizar los centros comerciales, restaurantes y demás de las calzadas”, señaló el secretario ejecutivo de la UABR.

Relleno

Paniagua negó que su despacho haya recibido un proyecto que implique un relleno en Amador.

Para poder hacer un relleno en Amador, se requiere que exista tierra firme, que la administra UABR, y concesiones de fondo de mar que es competencia de la Autoridad Marítima (AMP). Siempre existe esa relación en la que revisamos los proyectos que toquen Amador”, dijo el funcionario.

Con las palabras de Paniagua se entiende que para su autorización, este proyecto tendrá que llegar a sus manos.

Al respecto, el abogado ambientalista Donaldo Sousa dijo que allí no cabe relleno alguno y menos para que sea desarrollado por privados.

“Además, el impacto ambiental es violento. Vas a hacer un relleno al lado de una ciudad; tiene que haber un estudio científico sobre corrientes marinas y otros”, detalló.

Por su parte, el urbanista Álvaro Uribe plantea que lo que se ha visto con Amador, “es un aspa de intereses particulares que se han manifestado a través de diferentes épocas”.

Desde canchas de golf hasta empresarios que hicieron rellenos a su antojo, el urbanista piensa que en vez de integrar ese territorio a la capital, lo querían poner aparte.

“Ahora ha salido ese relleno bastante extraño, pero esa es la última producción de apropiación de tierra, que prohíbe la Constitución Nacional, pero que no se respeta“, manifestó Uribe.

Francisco Paz

Panamá América

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario