IATA hace un nuevo llamado a los gobiernos de América Latina

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) ha vuelto a hacer un llamado a los gobiernos de América Latina y el Caribe para que apoyen a la industria de la aviación.


“El transporte aéreo en todo el continente está ahora en su cuarto mes de parálisis. Incluso con unos pocos países que han permitido la reanudación del servicio, la mayoría aún nos mantiene en tierra. Como industria hemos trabajado con todos los interesados en la cadena de valor para asegurarnos de que podemos reanudar en línea con las pautas de la OACI, acordadas mundialmente para el despegue de la industria aérea mundial. Lamentablemente, no estamos logrando los progresos esperados con los gobiernos que las aplican, y cualquier otra suspensión de las operaciones está poniendo en peligro el futuro de la aviación”, expresó Peter Cerdá, Vicepresidente Regional de IATA para las Américas.

Como los ingresos se han agotado en gran medida, pero es necesario cubrir los costos, las compañías aéreas están enfrentando una crisis de liquidez sin precedentes. Un análisis de IATA calcula que las aerolíneas han consumido reservas de efectivo de USD. 61.000 millones sólo en el segundo trimestre de este año. Por lo tanto, los gobiernos deben proporcionar urgentemente apoyo económico que, especialmente en esta región, ha sido extremadamente escaso.

A nivel mundial, la ayuda de los gobiernos a las aerolíneas, alcanza en total de USD 123.000 millones, lo que equivale al 14% de los ingresos totales de las aerolíneas en 2019. Para América Latina y el Caribe se ha prometido una ayuda gubernamental de USD. 300 millones , lo que equivale al 0,8% de los ingresos de la región en 2019.

Para leer las principales noticias turísticas de la semana, suscribite a nuestro newsletter de los viernes.

“Lo que necesitamos como industria es que los gobiernos den fechas claras de cuándo podemos volver a volar. Los protocolos de Take-off (Despegue) acordados por la OACI son el plan global armonizado para esto. Los Estados deben ahora aplicarlos y no cada uno reinventar individualmente la rueda. Si bien comprendemos que los gobiernos se preocupan por la salud de sus ciudadanos, obstaculizar una industria esencial que ha desarrollado protocolos sólidos para garantizar que el transporte aéreo no se convierta en un vector de la propagación del COVID-19 no ayudará a la tan necesaria recuperación socioeconómica“, sostuvo Cerdá.

Contacto News

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario