El Dorado y aerolíneas afinan detalles para reinicio de vuelos domésticos

Aerolíneas, usuarios, comerciantes y hasta taxistas están muy pendientes de una eventual fecha para reiniciar vuelos domésticos. ¿Estamos listos?


Aunque no todas las personas están listas para volver a subirse a un avión, es claro que está más cerca una reapertura gradual de los vuelos domésticos.

Es claro que existe una necesidad de abrir en el futuro cercano algunos vuelos con protocolos muy estrictos de bioseguridad como tapabocas y gel antibacterial en el interior de los aviones. 

Medidas que comparte en pleno la IATA, el gremio mundial de las aerolíneas que hoy hizo saber en una presentación que estas disposiciones sanitarias son suficientes para minimizar los riesgos.

Pero no se anticipe, la apertura de los aeropuertos en Colombia será lenta y gradual. Se empezaría con algunos vuelos y frecuencias vitales para los servicios médicos y de asistencia humanitaria. En la medida que funcionen las medidas y que no se vea un incremento en los contagios dentro de los aviones o aeropuertos, se irá ampliando el espectro de vuelos.

Rutas como Bogotá – Cali, Bogotá- Medellín y Bogotá Cartagena, entre otras, son fundamentales para la conectividad del país. 

Aerolíneas como Avianca, Latam, Easyfly, Satena y Viva Air están pendientes de la decisión. En el caso de Avianca el anuncio de reapertura gradual a partir de junio o julio próximo le daría un aire nuevo en medio de las deliberaciones que sostiene con sus acreedores y jueces que siguen su caso con motivo de la ley de quiebras de Estados Unidos.

La otra pieza del rompecabezas será recuperar la confianza de los usuarios a la hora de volar, algo que podría tardar años. El presidente del Grupo Argos, Jorge Mario Velásquez dijo a este medio de los primeros esfuerzos de Opain se concentran en recuperar el tráfico atrapado en los temores propios de la cuarentena. El aeropuerto El Dorado tiene una capacidad instalada para mover unos 40 millones de pasajeros por año y el año pasado se movieron por allí 35 millones. 

De ahí que el operador actual haya presentado hace un par de años una propuesta para ampliar las instalaciones, ahora esa iniciativa privada será ralentizada mientras se recupera la velocidad de crucero en el número de pasajeros movilizados. 

En estos meses de parálisis, el concesionario del principal aeropuerto de Colombia ha tomado algunas medidas preparatorias para una reapertura. La más conocida es la instalación de unas modernas cámaras importadas del Reino Unido que sirven par detectar la temperatura de los pasajeros. También se está comprando e instalando una tecnología que utiliza inteligencia artificial y un algoritmo único y que permitirá determinar un pasajero con posible covid-19.

Esta terminal aérea también está acelerando su proceso de automatización en todos sus procesos operativos. Para ese propósito se utilizan máquinas para el chequeo de maletas, detector de iris para salir o entrar al país y se cambió el filtro que se hacía con vigilantes por máquinas de registro automáticas.

Asimismo, se instalaron puntos con gel antibacterial, señalización para evitar el tumulto de personas y lavamanos portátiles. En este momento el acceso a este aeropuerto está complementante restringido. Una duda que surge es qué pasará con los locales comerciales y si estos se van a abrir. 

Dinero

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario