Argentina: Organizaciones nacionales e internacionales rechazan prohibición de vender pasajes hasta el 1 de septiembre

La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) prohibió a las aerolíneas locales e internacionales, mediante la resolución 144, la venta de manera anticipada de pasajes para vuelos regulares y no regulares hasta el 31 de agosto de 2020.  


Según la resolución, las aerolíneas podrán reprogramar sus operaciones recién a partir del 1° de septiembre, aunque aclaraba en otro de sus puntos que esta autorización estará “supeditada al efectivo levantamiento de las restricciones impuestas al transporte aerocomercial. “Veinticuatro horas antes, la misma ANAC, había emitido la resolución 143 que prohibía la venta anticipada de pasajes a vuelos que no tuvieran autorización del organismo, sin especificar fecha de vigencia –esa es la gran diferencia entre una resolución y la otra – lo que generó la inmediata reacción de las aerolíneas locales y de JURCA.

El argumento era que las aerolíneas vendían pasajes anticipadamente, como una forma de hacer caja, para vuelos que aún no estaban autorizados – incluidos de repatriación – por lo que los pasajeros pagaban un ticket y si el vuelo se cancelaba la aerolínea no devolvía el importe, sino que trataban de generar una reprogramación o una extensión mediante un voucher. Lo sorprendente es que en vez de atacar concretamente este punto con alguna penalidad y advertencia a los pasajes – hay aerolíneas que sí están efectuando devoluciones – se optó por simplemente cerrar la aviación en la Argentina, clausurando la posibilidad a las líneas aéreas de generar liquidez vendiendo a futuro.

Si se cumple la cuarentena aérea hasta septiembre, van a ser 5 meses y medio en los que las empresas no generan ingresos ni, por lo menos hasta ahora, reciben alguna ayuda del Gobierno. Todos coinciden en que si esto se cumple no va a quedar ninguna aerolínea nacional en pie. O mejor dicho, solo una. Aerolíneas Argentinas, que no necesita vender pasajes para vivir. ¿Es lo qué se busca?

¿QUÉ DIJERON JURCA, IATA Y ALTA?

La resolución 144 mejora la anterior en cuanto a que da certeza a lo que parecía una suspensión sin plazo. Sin embargo para JURCA, la cámara que nuclea a las líneas áreas que operan en la Argentina, la nueva norma “implica de todas formas un horizonte muy lejano para el reinicio de las operaciones, lo que pone en riesgo la sustentabilidad de la actividad aerocomercial y, por ende, la continuidad de los más de 70.000 empleos directos y 329.000 indirectos asociados a ella”.

“La abrupta caída de la demanda y el consecuente impacto en los ingresos ya ha generado un escenario crítico para los operadores, que sólo podría agudizarse si la autoridad sostiene esta decisión de cerrar las operaciones regulares durante tanto tiempo, determinación que resulta inédita en la región y en el mundo”, escribió Jurca. 

IATA, que reúne a la mayor parte de las aerolíneas del mundo, expresó en una nota al Gobierno argentino firmada por Peter Cerdá, Vicepresidente Regional de Las Américas, que entienden los objetivos de la ANAC de proteger a los usuarios del transporte aéreo tanto desde sus intereses como consumidores como en su seguridad sanitaria al momento de dar reinicio a las operaciones. No obstante, existen múltiples razones para afirmar que estas resoluciones son inconvenientes, además de tener efectos económicos y legales considerables. “No existe una razón médica comprobada para determinar que la industria aeronáutica no pueda retomar sus actividades, de manera segura y bajo estrictos protocolos de salud, en la fecha en la que dichas medidas sean levantadas”, dijeron. En el caso de la Argentina, hasta el momento esa fecha es el 11 Mayo, condicionada a una posible prórroga”.

ALTA, aerolíneas de Latinoamérica y el Caribe, y ACI-LAC, aeropuertos también de la región hicieron un llamado urgente a las autoridades argentinas advirtiendo “el riesgo inminente y sustancial que representa la Resolución 144/2020”. “Esta decisión afecta directamente a toda la industria aérea en Argentina y la región, aerolíneas domésticas e internacionales, sectores de negocios, comercio, turismo y afines del país”. “De igual manera, los aeropuertos argentinos enfrentarán una situación grave en la que deben seguir en funcionamiento con sus respectivos costos operativos para atender los vuelos de carga aérea y humanitarios, pero sin vuelos comerciales de pasajeros cuya actividad representa más del 80% de sus ingresos”.

“Entendemos la compleja situación que están atravesando nuestros gobernantes, cuya prioridad número uno es y será garantizar la salud y seguridad de la población ante cualquier adversidad. Comprendemos también el principio de soberanía que rige en cada gobierno. Sin embargo – continúa el documento – es nuestra responsabilidad expresar la profunda preocupación que genera la resolución en referencia, que no fue compartida ni consensuada con la industria y que, además, va en contramano de los esfuerzos de todos los actores del sector para proponer e implementar un plan de reactivación responsable y seguro que reestablezca las actividades comerciales y un servicio esencial para la población”.

AviacionNews

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario