Diez formas súper sencillas para tener carisma (y llevarte mejor con la gente)

Gran parte de tu éxito en la vida depende de tu capacidad para entender e interactuar con la gente. Aplica estos tips para mejorar tus habilidades sociales.


El siguiente extracto es del libro Success Is Easy de Debbie Allen. Cómpralo en Amazon.

No importan las nuevas tecnologías y los sistemas que implementes para hacer crecer tu negocio… Saber traer a la gente siempre será mucho más importante. Para desarrollar un carisma natural y habilidades sociales innatas se requiere de un gran esfuerzo y de varias pruebas y errores. Aquí te dejamos diez formas súper sencillas de ayudarte a mejorar tu carisma natural y crear conexiones reales para construir habilidades sociales más poderosas:

1. Habla con los demás sobre lo que quieren escuchar

Por lo general, la gente sólo escucha lo que quiere o necesita. Lo que los clientes potenciales quieren escuchar es cómo puedes ayudarlos para lograr sus objetivos, intereses, ideas, experiencias y aspiraciones. Habla sobre esto y obtendrás su atención sin problemas.

2. Toma un curso de entrenamiento

Invierte en aprender a comunicarte más efectivamente. Esto te dará resultados en todos los aspectos de tu negocio y de tu vida personal. Las personas más poderosas y mejor pagadas del planeta son maestros de la comunicación que han aprendido a tomar el control de las situaciones más retadoras, que entienden el arte de la persuasión y que saben reconocer y utilizar estrategias persuasivas. ¡La buena comunicación lleva al éxito!

3. Muestra apreciación

Que agradecer a los demás por lo que hacen por ti sea un hábito. Un simple “gracias” hace los otros sentirse apreciados. Y tú te beneficiarás sintiéndote bien por haber hecho sentir bien a los demás, además de que así querrán hacer más cosas por ti. Entre más apreciación genuina demuestres a los demás, más sencillo será causar una buena impresión.

4. Da cumplidos sinceros y genuinos

Cuando le haces un cumplido a alguien sobre un rasgo de su personalidad, una habilidad, un logro o algo que posee, los haces sentir reconocidos y valorados. Cuanta más atención le pongas a tus clientes, más importantes se van a sentir. Y hacer cumplidos de manera frecuente, aunque sea sobre cosas pequeñas, construye relaciones fuertes a largo plazo.

5. Compórtate de manera honorable y trata a los demás con respeto

Siempre haz lo correcto, incluso cuando nadie te esté viendo. Esa es la forma de construir una reputación positiva para tu negocio. La reputación no se puede comprar, se gana. Todos hemos escuchado esto: “A nadie le importa lo mucho que sabes hasta que se dan cuenta de lo mucho que te importa”. Esta es la regla de oro en los negocios que debería regir tu actitud, pensamientos, palabras y acciones.

6. Identifica tus valores personales más importantes

Tener claros cuáles son tus valores hace más sencillo que los demás sepan en qué crees. Tus valores también representan tu originalidad y tu estilo personal. Guían tu comportamiento y te ofrecen un código personal de conducta. Cuando honras tus valores de forma consistente, te sientes satisfecho en cada parte de tu vida. Y cuando no lo haces, tus prácticas se vuelven incongruentes.

Por ejemplo, si uno de tus valores fundamentales es ofrecer un servicio al cliente de calidad, y tus empleados tratan a tus clientes con el respeto que se merecen, entonces tienes un problema porque estás trabajando fuera de la zona de valores personales. Para darle la vuelta debes empoderar a tu equipo para que todas las áreas de tu empresa estén alineadas con tus valores clave, incluyendo la apreciación por tus clientes.

7. Comprométete a tener una buena ética de negocios

Practicar una ética correcta en los negocios debería ser la regla, y seguimos sin entender por qué hay tantas personas poco éticas haciendo negocios. La ética es tu juicio moral sobre lo que es correcto y lo que no. Una buena ética en los negocios hace que sea un buen negocio.

El éxito llega fácilmente cuando actúas con honestidad e integridad. Una ética correcta incluye lidiar de manera honesta en tu negocio, respaldando tus productos y servicios, y tratando a todas las personas de manera justa. La falta de ética en los negocios pone en riesgo tu éxito a futuro y tu reputación. Igual que el karma, lo que das es lo que recibes, así que siempre practica la ética correcta.

8. Sé fiel a tu yo verdadero

Mantenerte fiel a tus valores te ayuda a conectar con los demás de manera sincera. Pretender ser algo que no eres dificulta los negocios. No puedes manipular tu personalidad buscando la aprobación o tratando de evitar la desaprobación de los demás.

La autenticidad no está definida por tu título, tu puesto o tu rol; tiene que ver con serle fiel a tu corazón y a tu destino. Esto implica confiar en ti mismo, sentirte orgulloso de lo que te hace único, compartir tus dones y aprender a estar presente en el momento.

9. Construye tu seguridad para hacer relaciones más fuertes

Tener seguridad y confianza en ti mismo te gana el respeto de los demás. La seguridad se demuestra de muchas formas, incluyendo manierismos, apariencia, la forma en la que hablas y la forma en la que escuchas a la gente. Para tener más seguridad debes respetarte y aceptarte, tal y como eres en este momento. Eres único. Aceptarte, con todos tus defectos, dejando de lado cualquier conflicto interno, te ayuda a confiar más en ti mismo.

Toma la responsabilidad de tu éxito confiando en ti mismo, algo que es independiente de cualquier factor externo, sobre todo de las cosas que no puedes controlar. La gente segura de sí misma habla de manera asertiva, su postura es fuerte y usa un cierto tono de voz. La seguridad te ayuda a ser duro en los negocios, pero ser duro no quiere decir que no puedas ser amigable y accesible. Confiar realmente en ti mismo tiene que ver con ser extremadamente honesto, en todo momento.

10. Enfrenta los problemas con una actitud mental positiva

El pensamiento positivo te permite intentar resolver problemas con una acción constructiva. Una actitud mental positiva te permite construir fortalezas y superar tus debilidades. Te ayuda a darte cuenta de que naciste para ser grande porque dentro de ti está el poder de hacer realidad cualquier sueño.

Entrepreneur.com

Volver al Boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario