Portugal exigirá test negativo a los viajeros a partir de diciembre

Esta medida se aplicará a todas las personas que accedan al país por vía aérea, terrestre o marítima, estén o no vacunados.


Con la entrada en vigor del estado de calamidad el día 1 de diciembre, Portugal aplicará nuevas medidas y restricciones para entrar al país y acceder a hoteles, restaurantes y espacios turísticos. A partir del próximo mes, el Gobierno portugués exigirá un test de coronavirus con resultado negativo realizado las 72 horas anteriores, también a aquellas personas que tengan la pauta completa de vacunación, para entrar al país por vía terrestre, aérea o marítima.

Asimismo, endurecerá las sanciones a las compañías aéreas que dejen embarcar a pasajeros que no presenten una prueba negativa, elevando las multas hasta los 20.000 euros.

Pasaporte COVID para los alojamientos y la restauración

Para acceder a restaurantes, alojamientos turísticos, eventos con entradas numeradas y gimnasios será necesario presentar el certificado de vacunación (con pauta completa desde hace como mínimo 14 días o de recuperación), mientras que para asistir a grandes eventos o a recintos deportivos, discotecas y bares se exigirá, aparte del certificado digital de vacunación, un test negativo. Además, será obligatorio el uso de mascarilla en espacios cerrados.

Solo estarán exentos de presentar certificados y test negativos, tanto para entrar al país como para acceder a espacios cerrados, los niños menores de 12 años. Además, todos los pasajeros deben completar el Formulario de Localización de Pasajeros (individual) antes de viajar a Portugal.

Los pasajeros que viajen a Las Azores pueden realizarse la prueba gratuita a su llegada y esperar el resultado en aislamiento (entre 12 y 24 horas), mientras que los que lo hagan a Madeira deben hacerse una prueba al llegar o bien estar en aislamiento voluntario durante un periodo de 10 días, en casa o en un hotel.

Las medidas más restrictivas llegarán después de las vacaciones navideñas, entre el 2 y el 9 de enero, cuando las discotecas permanecerán cerradas, se impondrá el teletrabajo obligatorio y se aplazará la vuelta a los colegios.

Viajes.nationalgeographic.com.es

Volver al Boletín

 

Artículos relacionados

Deja un comentario