No habrá normalidad en los viajes hasta que no haya vacuna

El director general de Catai, Fernando Sánchez, ha querido compartir con NEXOTUR cómo están afrontando estos difíciles momentos hacia la nueva normalidad. Sánchez cree que el 2020 será un año “muy duro” para el Sector de las agencias, pero confía en su capacidad de resilencia para salir adelante.


P.- ¿Cómo afronta Catai esta nueva normalidad?, ¿cuáles son las principales dificultades que están encontrando?

R.- Pues la afrontamos con la preocupación por los niveles de la demanda, la recuperación de la conectividad aérea, la reapertura de fronteras en todo el mundo, la posible aparición de nuevos focos de contagio, y la situación económica que tendremos en nuestro país a partir de ahora. Nuestra actividad no se recuperará hasta que no haya una mayor visibilidad sobre todos estos aspectos. Las principales dificultades en estos momentos son, como decía, el cierre de fronteras, la falta de conectividad aérea y la preocupante situación de la pandemia en muchos de nuestros destinos tradicionales. Creo que no volveremos a la normalidad en los viajes internacionales hasta que no haya una vacuna o un tratamiento eficaz del Covid-19 accesible para todo el mundo.

P.- ¿Han estimado las pérdidas de negocio que han supuesto estos meses de total restricción a la industria turística?

R.- Creo que en el último trimestre del año va a haber una recuperación parcial de la demanda, fundamentalmente a destinos de corto y medio radio, por lo que aún es pronto para hacer un balance económico de 2020. Lo que sí creo que estamos en situación de decir en estos momentos es que la caída de ventas a destinos internacionales estará en un 70% u 80% con respecto a lo que se vendió en 2019.

P.- ¿Desde Catai se está llevando a cabo algún tipo de promoción u ofreciendo ventajas económicas a los clientes para incentivar las reservas?

R.- En mi opinión, lo más importante para el cliente es tener la posibilidad de hacer una reserva para el último trimestre del año o para 2021 sin tener que asumir compromisos económicos hasta unas semanas antes de la salida del viaje. Es decir, cuando ya tenga una visión real de la situación.

En Catai hemos lanzado una promoción para nuestra programación chárter a Laponia y Marruecos a la que hemos denominado ‘Reserva Flexible’, por la cual el cliente solo hace un depósito simbólico de 100 euros en el momento de reservar y 30 días antes de la salida decide si va adelante con el viaje o no. Si finalmente el viaje no es viable por motivos relacionados con el Covid-19, Catai reembolsará cualquier depósito realizado, incluidos esos 100 euros. Por otro lado, en la programación regular estamos sujetos a las políticas de emisión de las compañías aéreas, por lo que estamos dando en nuestro cotizados Travelpricer información sobre los plazos de emisión de cada opción aérea y cada clase de reserva.

P.- ¿Y con las agencias? ¿Cómo está siendo su relación con ellas en la actualidad?

R.- Nosotros estamos totalmente identificados con las agencias de viajes, porque somos y nos sentimos una agencia más. No olvidemos que mayoristas y minoristas estamos en el mismo lado de la mesa, ya que sufrimos la misma Ley de Viajes Combinados y tenemos los mismos problemas con nuestros proveedores. Por tanto, hemos sido totalmente solidarios con las necesidades de las agencias, manteniéndonos siempre dentro de lo que la normativa nos ha permitido en cada momento. Cuando la ley nos permitía dar bonos por los servicios no recuperados de los proveedores lo hemos hecho, y cuando nos ha obligado a reembolsar en 14 días lo estamos haciendo. De hecho, puedo decir que en estos momentos hemos liquidado ya un gran número de bonos por haber recuperado los importes de las compañías aéreas. Por último, quería resaltar que en todo este proceso no hemos tenido ningún problema de comunicación con las agencias, ya que nuestro personal, aún trabajando desde casa, ha hecho un gran esfuerzo.

P.- ¿Cree que va a haber un cambio exponencial en las demandas de los clientes?

R.- Creo que hasta que aparezca una vacuna eficaz habrá que aprender a convivir con el virus, y el cliente exigirá información veraz sobre cada destino antes de tomar una decisión. Paulatinamente nos iremos acostumbrando a esta situación y la demanda de viajes seguirá subiendo, aunque hay estudios que dicen que hasta 2022 no se llegará a los niveles de 2019, algo que comparto, aunque todo estará supeditado al control de la pandemia y a los avances farmacológicos.

P.- ¿Qué impacto prevén a corto y medio plazo para el Sector de las agencias y del Turismo, en general?

R.- El año 2020 va a ser muy duro para el Sector de las agencias de viajes, porque la caída de ventas va a ser muy importante. Si no hay ayudas estatales va a ser muy difícil que algunas agencias sigan adelante con sus propios medios, y el desempleo en el Sector va a subir mucho en los próximos meses. No obstante, este Sector ha dado numerosas muestras de su capacidad de resistencia ante circunstancias muy adversas, como la suspensión de comisiones por la venta de aéreos, la venta directa de los proveedores o la aparición de Internet y de las grandes online, por lo que estoy convencido de que en esta ocasión también saldrá adelante, y además fortalecido porque ha dejado patente el valor añadido que aporta al viajero y este sabrá sin duda apreciarlo.

nexotur.com

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario