“Turismo piloto” en Baleares a partir del 15-J

Según publica el BOE, la buena evolución de los indicadores sanitarios hacen que esta comunidad autónoma sea la primera en abrirse a turistas procedentes de Europa o de la zona Schengen


El Gobierno va a poner en marcha un “programa piloto” en Islas Baleares estableciendo un “corredor turístico seguro” antes de que finalice el estado de alarma el próximo 21 de junio para “comprobar el funcionamiento del modelo de levantamiento de los controles temporales de las fronteras interiores y la recuperación de la libertad de circulación”. Así, Sanidad se propone hacer una “monitorización de los turistas”, garantizando el seguimiento, la identificación y el aislamiento de posibles casos de coronavirus al tener un número de turistas inferior al que pueda haber tras el levantamiento de las restricciones en toda España.

Según la nueva Orden publicada este viernes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), la buena evolución de los indicadores sanitarios muestra que esta comunidad autónoma puede ser una de las primeras regiones de apertura como destino de turistas procedentes de otras regiones europeas o de la zona Schengen a partir del 15 de junio.

Tanto el estado de origen de los turistas como Baleares, que debe estar ya en fase 3, tienen que presentar tasa de ataque de covid-19 por 100.000 habitantes en siete días consecutivos inferior a nueve casos para garantizar con ello una situación de equivalencia epidemiológica. Se exige también que la conexión con la comunidad autónoma sea a través de un aeropuerto designado como punto de entrada con capacidad de atención a emergencias de salud pública de importancia internacional.

El Gobierno establece una serie de requisitos a cumplir para que el turismo se efectúe de manera segura. No tendrán la obligación de guardar el período de cuarentena, pero sí tendrán que mostrar, en caso en el que se le solicite, el billete de ida y vuelta y el alojamiento por todo el período de estancia, que no podrá ser inferior a cinco noches.

Además, los aeropuertos de origen y destino, así como las compañías aéreas que vayan a hacer los vuelos, deberán formar parte del programa voluntario de monitorización de la Agencia Europea de Seguridad Aérea para el covid-19 o tener, al menos, implantadas las recomendaciones de la misma a partir del 15 de junio o del momento en el que vayan a efectuar los vuelos.

Las compañías aéreas deberán informar del número máximo de plazas diarias que pretenden comercializar y facilitar el formulario de salud pública para localizar a los pasajeros. Y, una vez en el aeropuerto de llegada, el personal de Sanidad Exterior será el encargado de llevar a cabo los controles sanitarios necesarios, lo que incluirá el control documental.

El seguimiento activo de los turistas corresponderá a la comunidad autónoma y se llevará a cabo mediante “monitoreo telemático de su sintomatología”.

elconfidencial.com

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario