Diecisiete compañías dejan de volar a China por el virus letal

Diecisiete compañías aéreas habían cancelado total o parcialmente sus vuelos a China hasta la última hora del miércoles. Se espera, por otro lado, que el Gobierno de Estados Unidos declare la suspensión de todos los vuelos con ese país. En China, ayer el 20 por ciento de los aviones de las diferentes compañías se encontraban en tierra, debido a que hay varias ciudades que están bloqueadas a la aviación.


Ayer mismo, emergía una segunda razón para estas cancelaciones masivas de vuelos: la caída de la demanda. Si los primeros vuelos se suspendieron porque algunos aeropuertos tenían limitaciones de vuelos, y después porque había recomendaciones de seguridad, ahora la razón es que no hay ocupación suficiente para volar, debido al pánico de los viajeros. Anoche, el número de víctimas mortales ya había superado a la anterior pandemia de Sars, también generada en Extremo Oriente.

Las diecisiete aerolíneas que a día de ayer habían suspendido total o parcialmente sus vuelos a China son las siguientes, además de Iberia, de la que informa este digital en otra noticia:

En Estados Unidos, United Airlines informó de que recortará de forma inmediata los vuelos a China y Hong Kong desde Newark (para Nueva York), Washington, Chicago y San Francisto. Las razones tienen que ver con la caída de la demanda. Se mantienen cuatro vuelos semanas de los 24 anteriores.

American Airlines, por su parte, ha suspendido los vuelos entre Los Ángeles y China. Sigue operando desde Dallas. Antes había cancelado los vuelos a Wuhan.

Air Canadá anunció el martes que reducirá sus vuelos. La compañía no cancelará toda la operación, sino que la reducirá en frecuencias.

Air India, por su parte, hasta mediados de febrero va a recortar vuelos a Shanghai y Hong Kong. Las tripulaciones de los vuelos que se mantengan, tienen instrucciones estrictas en el uso de mascarillas.

En Corea, la low-cost Air Seoul anunció que, tras la obligada cancelación de los vuelos a Wuhan, también suspende los vuelos s Linyi y a Zhangjiajie.

Por su parte, Asiana, ha dejado de volar a Haikou, Guilin y Changsha desde este sábado que viene. Eran de las pocas compañías extranjeras en volar a estos aeropuertos.

En el casi de Air Tanzania las cosas son diferentes. La compañía africana tenía que empezar a volar entre Dar Es Salaam y China, pero ha optado por aplazar esta operación.

Las aerolíneas alemanas o filiales de Lufthansa cancelan sus vuelos. Austrian y Swiss decidieron dejar de volar desde Viena y Zurich a Beijing y Shanghai al menos hasta el final de febrero. Después ya se verá. Lufthansa, que tenía servicios a cinco ciudades, siempre desde Frankfurt, lo cancela todo, salvo Hong Kong.

British Airways, que sólo operaba a Beijing y Shanghai, ha cancelado todos sus vuelos al menos hasta el final de enero que equivale a no decir mucho pero, se supone, continuará durante un tiempo más.

Cathay Pacific, la aerolínea de Hong Kong lo tiene mal: a su problema con la inseguridad en la ciudad a la que pertenece, ahora se suma el desastre chino que le afecta de lleno. La compañía no ha cancelado vuelos a Wuhan porque volaba su filial low-cost, Cathay Dragon que, naturalmente, ha cancelado todas las operaciones, sobre todo porque el aeropuerto está cerrado para uso comercial. Cathay, por su parte, mantiene sus operaciones, pero ha reducido las mismas a la mitad, por falta de demanda.

Finnair mantiene sus vuelos a Guangzhou y Shanghai, pero los cancela a Nanjing y los reduce a Beijing.

La indica Indi-Go reduce sus vuelos entre Calcuta y Guangzhou, aunque los mantiene, pero suprime la operación a Chengdu y Hong Kong.

JetStar, una low-cost regional, cancela servicios a Hefei, Guiyang y Xuzhou hasta finales de marzo.

Lion Air, de Indonesia, cancela todos sus vuelos a China. Atendía 15 aeropuertos.

Preferente

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario