‘Sea Star Journey’ & ‘Seaman Journey’: Nuevos looks en las Galápagos

Los galardonados cruceros boutique abrieron la temporada en las islas completamente renovados, y con tripulantes aun más capacitados.


Aunque las Islas Galápagos se encuentran casi en la latitud del ecuador y, por lo tanto, sus estaciones no se diferencian demasiado, la influencia de las corrientes del Pacífico determinan, en cambio, dos temporadas marcadas, que de alguna manera a los efectos del turismo, las conectan con un calendario sudamericano.

De junio a diciembre, la fría Corriente de Humboldt llega desde el Sur y lleva al archipiélago de 13 islas un frío húmedo, acompañado de nieblas sobre las costas.

Pero los vientos alisios se retiran en diciembre, y desde el Norte llega la Corriente de Panamá, mucho más cálida, y crea un patrón de clima tropical, con mañanas cálidas y soleadas, a las que ocasionalmente siguen las nubes y los aguaceros por las tardes.

Ahora comienza, entonces, la época ideal para visitar las Galápagos. Aunque pocas líneas de cruceros lo hacen, debido a las estrictas restricciones que impone el cuidado de un medioambiente único en el mundo y altamente protegido.

Galápagos Reloaded

Es por eso que las navieras ‘boutique’ –y por lo tanto, asociadas con la exclusividad y el lujo– corren con ventajas en las Galápagos.

Una de ellas es una división de la agencia Latin Trials, que opera tres superyachts: Galápagos Hopper, Seaman Journey y Sea Star Journey.

Y precisamente los dos últimos, de mayor tamaño y capacidad para recibir huéspedes, abrieron esta temporada con la novedad de haber pasado por sendos refits este año, mientras la niebla cubría a las islas a mil kilómetros de las costas de Ecuador.

Los trabajos son parte de las inversiones que los armadores realizan regularmente en mantenimiento y mejoras para mantener sus standards de calidad.

Sin embargo, este año la renovación del look & feel de ambos cruceros boutique con una capacidad máxima de 16 huéspedes cada uno ha sido radical.

Después de intensos meses de trabajo, el Seaman volvió a navegar hacia el archipiélago en octubre, y el Sea Star regresó en noviembre, los dos con nueva decoraciones en sus ambientes interiores y equipamientos más modernos.

Mientras tanto, las tripulaciones se pusieron a día en hospitalidad, servicio y trabajo en equipo, tomando cursos en la Escuela Superior Politécnica (EsPol), una de las academias más prestigiosas de Guayaquil, la ciudad más grande de Ecuador.

noticiasdecruceros.com

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario