Este es el futuro que les espera a los viajes en avión

Wifi ultra rápida, vuelos más baratos, aviones supersónicos, comida más saludable… En un par de décadas volar será muy diferente


El mundo de la aviación comercial se encuentra en una época de constante evolución. El desarrollo tecnológico ayuda a que los viajes aéreos sean más cómodos y rápidos, y que puedas llegar a ciudades muy lejanas en cada vez menos tiempo.

En los próximos años se esperan avances todavía más importantes. Entre ellos el uso de combustibles menos perjudiciales para el medio ambiente, y vuelos sin escalas más largos y que lleguen a mayor distancia.

También se habla de la llegada de robots a los aviones, incluso de sustituir a los pilotos por la inteligencia artificial.

A continuación se detallan los cambios más destacados que señalan algunas publicaciones y medios.

Conexión Wi-Fi a gran velocidad

Una de las aerolíneas que pretende introducir conexión a internet a gran velocidad es Turkish Airlines. Lo hará a través de los servicios de la empresa de telecomunicaciones Global Eagle, según se adelanta en el portal especializado en aviación Paxex.

Más de 100 Boeings del modelo 737 de la compañía serán equipados con estas nuevas redes Wi-Fi entre los años 2020 y 2022. Son varias las aerolíneas que ofrecen conexión a internet en sus vuelos, aunque por ahora suelen funcionar con lentitud.

Si Turkish Airlines cumple este objetivo, podría ser uno de los cambios que veas en tus siguientes vuelos.

Habrá límites en el consumo de bebidas alcohólicas

Es uno de los cambios que advierte la revista norteamericana Reader´s Digest. Esta medida se pondrá en marcha para evitar los casos de pasajeros que hacen un consumo irresponsable y que terminan molestando al resto del vuelo.

Según adelanta el mismo medio, en algunas aerolíneas la cantidad de bebidas alcohólicas ya es menor, y las azafatas no las ofrecen a no ser que el propio pasajero lo pida.

Se reducirá el tamaño del equipaje de mano

Algunas compañías como Ryanair ya han cobrado suplementos por subir el equipaje de mano a la cabina y no facturarlo. Además, han reducido el tamaño permitido para que así sea más difícil cumplir las condiciones.

Según se explica en Reader´s Digest, en los próximos años será común ver este tipo de medidas en otras aerolíneas, y habrá que abonar un suplemento o facturar el equipaje de mano como si en realidad se tratase de una maleta más grande.

Aviones más sostenibles y menos ruidosos

La compañía Airbus ya está probando aviones que funcionan con baterías eléctricas recargables, aunque de momento no han conseguido hacer un viaje de más de una hora de duración en avioneta, según explica la página web de viajes Sky Scanner.

En el caso de que esta tecnología se desarrolle, en el futuro se podría volar de forma más saludable para el medio ambiente, evitando las emisiones de dióxido de carbono. Algunas compañías aéreas están estudiando también el uso de biocombustibles.

Además, al utilizar esta tecnología los aviones harían menos ruido.

Menos espacio para estirar las piernas

En algunos aviones los asientos ya son muy estrechos y pueden causarte una gran incomodidad en las piernas.

Reader´s Digest también adelanta que algunas aerolíneas están analizando si la configuración de los asientos es la más adecuada para viajar, y esto podría traer cambios en un futuro.

Poniéndose en el peor de los casos, el artículo especula con la posibilidad de que en los próximos años se viaje de pie o pueda ser parecido a entrar en un vagón de metro, donde los pasajeros se agolpan sin apenas espacio.

Zonas para practicar yoga y hacer ejercicio

Airbus estudia la posibilidad de ofrecer un espacio para que los pasajeros puedan practicar yoga o hacer ejercicio físico que les ayude a estar cómodos durante el vuelo.

Tampoco sería extraño ver literas en las que echarse una siesta como si estuvieses en casa.

Más turbulencias

Es culpa del cambio climático, y no son pocos los estudios que ya advierten sobre este problema. Por ejemplo, en la revista Nature se afirma que el número de turbulencias han aumentado en las últimas cuatro décadas en los vuelos que operan sobre el océano Atlántico, y que este cambio se debe al calentamiento global.

La corriente en chorro, provocada por las diferencias de temperatura en el aire, se ha vuelto un 15% más fuerte desde que los científicos empezaron a estudiarla en 1979.

Según la investigación, las turbulencias severas serán hasta tres veces más comunes en el año 2050. No tienen por qué ser peligrosas, pero producen retrasos en los trayectos, incomodidad en los pasajeros e indemnizaciones que deben pagar las compañías.

Comida más saludable

En los vuelos de largo recorrido es necesario que los pasajeros se encuentren hidratados y que tomen buenos alimentos para poder aguantar el viaje.

La aerolínea Qantas hizo un vuelo de prueba de 17 horas sin escalas entre Londres y Peth (Australia), y junto a varios nutricionistas preparó un menú más saludable de lo habitual.

Se ofrecieron productos frescos como pepinos, fresas y verduras, que redujeron el cansancio de los pasajeros y los mantuvieron bien hidratados.

Aviones más rápidos

No ha habido muchas mejoras en este sentido en los últimos años. Pero es posible que en un futuro no muy lejano las aerolíneas utilicen aviones que viajen a mayor velocidad.

Existen proyectos aún más ambiciosos. Es el caso de Spaceliner, que pretende reducir la distancia entre Estados Unidos y Europa a una hora de trayecto, desarrollando aviones supersónicos que viajen más rápido que la velocidad del sonido.

Experiencias de realidad virtual en pleno vuelo

La oferta de entretenimiento en los aviones será más variada y de mayor calidad en el futuro. Las gafas de realidad virtual serán habituales en la aviación comercial en los próximos años.

Iberia es una de las aerolíneas que ya ha puesto en marcha este proyecto que todavía se encuentra en fase de prueba. Hasta ahora lo utiliza en algunos de sus vuelos a Nueva York y Tel Aviv.

Las gafas se alquilan como parte de la oferta de productos “duty free” ya a bordo del avión. A través de ellas los pasajeros pueden ver películas, guías turísticas, documentales o disfrutar de algunos videojuegos.

Te olvidarás del equipaje

Ya hay empresas como Airportr que se encargan de recoger las maletas en la dirección que facilites. Ellos mismos las llevan al aeropuerto y se ocupan de que vayan en tu vuelo.

Por ahora sólo puedes utilizar este servicio en los trayectos que operan en Reino Unido, a través de una aplicación para el teléfono móvil. Aunque se espera que en los próximos años sea algo común en cualquier parte del mundo.

Vuelos sin piloto

La llegada de los robots y de la Inteligencia Artificial también terminará afectando a los viajes en avión. Aunque el piloto automático ya controla gran parte de las funcionalidades del vuelo, en un futuro podría llegar a manejar todo el viaje.

Ya existen tecnologías que permiten despegar y aterrizar aviones sin necesidad de un piloto.

La tecnología ya existe, pero que se tienen dudas sobre la respuesta de los ordenadores a ciertas situaciones que pueden darse en un vuelo.

Una posible solución es la presencia de un solo piloto a bordo que pueda actuar en caso de emergencia, además de controlar el despegue y aterrizaje.

El CEO de Ryanair ya anunció que habría aviones comerciales sin pilotos dentro de 40 o 50 años.

Billetes más baratos

Lo asegura la revista Reader’s Digest, justificándose en el aumento de la competencia entre algunas aerolíneas. Cuando una de ellas baja los precios en ciertas rutas, como ha ocurrido en 2019 con Norwegian Airlines, el resto tienen que competir para poder ofrecer precios interesantes a los viajeros.

Sin embargo, la reducción del precio de los billetes también puede provocar que el pasajero tenga que pagar por servicios como el equipaje de mano, o que disfrute de menos comodidades como la conexión Wi-Fi o un menú variado a bordo.

Noticia original de Business Insider. Autor: Enrique Fernández.

Cerodosbe

Volver al boletín

Artículos relacionados

Deja un comentario