Guatemala: Sin huéspedes, los hoteles buscan la forma de reducir sus operaciones al mínimo

Por las restricciones de viajes y la suspensión laboral los hoteles están experimentando ocupaciones promedio de 5%, y algunos reportan cierre temporal por falta de huéspedes. Condiciones similares están enfrentando los restaurantes en su actividad.


El sector hotelero empezó a experimentar una baja antes de las restricciones cuando turistas extranjeros y eventos empezaron a cancelas sus reservaciones y actividades por lo que algunos optaron por bajar su planilla de personal brindando vacaciones o descansos atrasados.

Sin embargo, esta semana cuando el gobierno impuso la suspensión laboral en el sector público y privado emitidas por el gobierno esta semana, su ocupación cayó a entre 0 a 5% informaron la Cámara de Turismo (Camtur), el Buró de Convenciones (que agrupa a grandes hoteles y organizadores de eventos) y a la Asociación de Pequeños Hoteles de Guatemala.

Durante la actual temporada en años anteriores han tenido ocupaciones del 63.7% y para Semana Santa el 92%, comentó Luis Rey, presidente de Camtur.

Aunque las medidas del gobierno permiten a los hoteles seguir operando, en esta semana hay algunos que están cerrando por falta de huéspedes, agregó el directivo.

Los que quedaron abiertos al público esperan tener alguna ocupación ofreciendo tarifas especiales.

Incluso en coordinación con el Inguat y Camtur, algunos establecimientos rebajaron sus precios y ofrecen a entre US$12 a US$20 por día.

Inicialmente se pensó en atender con esas tarifas a los turistas extranjeros que habían quedado varados en el país pero también hay guatemaltecos que por trabajo, citas médicas o atender trámites legales en alguna entidad estatal o privada que está laborando son parte del 5% de la ocupación hotelera que se está registrando en la actualidad explicó Luis Rey Castellanos presidente de la Asociación de Pequeños Hoteles de Guatemala (Apehgua).

Andreas Kuestermann, presidente del Buró de Convenciones que agrupa a 17 grandes hoteles y 19 organizadores de eventos, mencionó que todos los eventos fueron cancelados y los hoteles tienen ocupadas entre 5 a 8 habitaciones cada uno.

“Los turistas no turistas no contaban con que e iban a cerrar tan rápido las fronteras y los vuelos en muchos países y en conjunto se ha definido como se les apoya para que se sientan seguros y cómodos” agregó Kuestermann, por ello las rebajas en este grupo de hoteles han ido desde el 60% y 75% de descuento, según expuso.

“Es un momento muy difícil sin duda alguna para todas las empresas del sector turístico, los hoteles que tienen una plantilla importante de personal, inversiones, préstamos, gastos mensuales.  Lamentamos que en el paquete que presentó el presidente (Alejandro Giammattei) ante el Congreso no fue mencionado en ninguna medida a sector turístico” dijo Kuestermman al agregar que se deben pagar los impuestos mensuales y otros compromisos.

La época actual ha sido una de las mejores del año, con una ocupación hotelera de entre 70% hasta 85% (para los hoteles de Buró de Convenciones, además por el clima es una temporada preferida para bodas y eventos de verano, pero “ahora estamos con ocupación de 0 a 5% de ocupación”, añadió.

Durante la semana el ministerio de Gobernación y el Inguat informaron que habían varados en el país tres mil turistas extranjeros, sin embargo los hoteleros indicaron que muchos han logrado salir hacia México para hacer conexiones a países más cercanos a sus hogares.

Operan con poco personal

Los representantes del Buró y de Apehgua coincidieron en están trabajando con una plantilla de personal reducido.

Rey Castellanos mencionó que solo están laborando alrededor del 10% de personal de los hoteles, no solo por las restricciones impuestas por el gobierno sino porque está tan baja la demanda que no se requiere a todo el personal.

El sector no habla de despidos, sino de una baja temporal de la plantilla, mientras se sale de la emergencia. La sostenibilidad de los cargos se verá después de que pase la crisis.

“En Antigua Guatemala hay un hotel asociado que tiene 12 empleados, pero ahora solo está laborando uno para el turno de día y otro en el turno de la noche, en la capital hay otro hotel con 34 empleados, pero solo hay cuatro trabajando en la actualidad” expuso el presidente de Apehgua.

Los hoteles de restaurantes también han optado por cerrar su servicio de comida, algunos lo mantienen, pero solo servicio a la habitación.

También están implementando controles sanitarios y la toma de temperatura.

Apehgua es integrada por 155 hoteles en diferentes municipios como Antigua Guatemala, la capital, y en lo departamentos de Petén, Retalhuleu, Izabal, Sololá, Huehuetenango, Alta Verapaz, Chiquimula, y otros.

El sector de hoteles en el país genera alrededor de 177 mil empleos según mencionados por Camtur.

Bajan operaciones y ventas en restaurantes, algunos cierran

La Gremial de Restaurantes informó que se cumple con las restricciones de operar servicios de mesa en los establecimientos afiliados, sin embargo la mayoría está operando con autoservicio, atención en ventanilla y a domicilio.

Se han buscado las medidas para atender la salud y apoyar las medidas de preservación de empleos que actualmente representan más de 50 mil, agregó la organización en un comunicado.

Acerca del comportamiento de operación y ventas durante esta semana, la primera de las restricciones de operar mesas y otras medidas implementadas por el gobierno, Fiorella Perini, ejecutiva de Comdalsa, la cadena de restaurantes y pizzerías italianas Al Macarone y Piccadilly, mencionó que poseen alrededor de 100 restaurantes pero menos del 50% está operando, y algunos cierran en horarios más temprano de lo normal.

Al Macarone es conocida por su servicio de ventanilla, y siguen atendiendo por esta modalidad, sin embargo, las ventas han bajado en 70% porque hay poca demanda por esa vía.

La ejecutiva explica dos aspectos importantes. Refirió que están analizando el flujo de demanda en los diferentes sectores donde se ubican estos restaurantes porque la demanda bajó también en forma considerable en las ventanillas. Si continúa esa tendencia se optará por dejar de operar algunos establecimientos para retomarlas cuando se vayan reactivando las actividades laborales en el país.

Aunque ofrecen servicio por Uber Eats y Glovo, la demanda solo es del 20%, esto podría deberse a que se trata de un producto par el segmento popular, personas que van de paso en la calle que no usan mucho esas opciones de la tecnología.

Entre las medidas que se adoptaron entre los establecimientos por franquicias es que por las bajas ventas o el cierre temporal de alguno de estos, se traslada los insumos a otros que sí están operando para que no se echen a perder.

Perini indica que se trabaja con cada restaurante corporativo o de franquicia y se reforzaron las medidas de higiene y sanitización, además de la toma de temperatura y con el transporte brindando por la empresa.

También activaron su programa de donaciones a servidores públicos que atienden esta emergencia, a personas en San Pedro Sacatepéquez, y a personas en la informalidad y no pueden dejar de laborar porque si lo hacen no tendrían ingresos.

La ejecutiva también es presidenta de la Asociación de Franquicias de Guatemala. Al momento no tienen una retroalimentación del sector respecto al impacto, pero trabajaron antes de la emergencia para conocer experiencias de otros países en como afrontar estos momentos, en temas como atención a detalles legales, laborales, regalías, gastos fijos como alquiler del local y otros.

prensalibre.com

Artículos relacionados

Deja un comentario