Flexibilización de las restricciones fronterizas en Antigua y Barbuda

Antigua y Barbuda suaviza los protocolos de viaje debido al aumento de las tasas de vacunación en el país.


Los turistas que llegan totalmente vacunados pueden presentar un resultado negativo en la prueba RT-PCR de cuatro días o menos desde la fecha de la prueba, o un resultado negativo en la prueba rápida de antígenos aprobada de tres días o menos desde la fecha de la prueba para que se les permita la entrada en el país.

Quienes lleguen parcialmente vacunados deben presentar un resultado negativo en la prueba RT-PCR del SRAS-CoV-2 utilizando un hisopo nasofaríngeo u orofaríngeo tomado en los cuatro días siguientes a su vuelo. Esto incluye a los pasajeros en tránsito. No se aceptan las pruebas rápidas de antígenos ni las pruebas caseras para estos viajeros.

Todos los pasajeros que lleguen, incluidos los nacionales que regresan y los residentes, deben haber recibido al menos una dosis de la vacuna Covid-19 aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) o por el Ministerio de Salud y Medio Ambiente, o una dosis única para poder entrar.

Los menores de dieciocho años están exentos de este requisito. Los menores no vacunados de entre cinco y dieciocho años deben presentar una prueba RT-PCR negativa de cuatro días o menos desde la fecha de la prueba.

Los niños menores de cinco años que entren en Antigua y Barbuda no necesitan una prueba RT-PCT de Covid-19.

Artículos relacionados

Deja un comentario