Costa Rica, el país de la Pura Vida y uno de los más felices del mundo

En centroamérica encontramos este país, un paraíso para quien quiera disfrutar de la naturaleza y un turismo sostenible y centrado en el bienestar.


Hay muchos lugares que queremos visitar y países que nos esperan cuando se pueda viajar con libertad y sin preocuparnos de la salud. Uno de esos países que siempre figuran en uno de los primeros sitios a visitar es Costa Rica, un país latinoamericano que está volcado en hacer que el visitante esté siempre feliz. No en balde está considerado como el país más feliz de centroamérica y figura en el número 15 en la lista de países más felices del mundo, el Happy Planet Index.

Este índice estudia diversos factores como el nivel de felicidad con indicadores como el PIB per cápita, el nivel de apoyo social, la esperanza de vida, la libertad de elección o la generosidad. Costa Rica es la democracia más antigua del continente y además, carece de ejército desde el año 1948.

Naturaleza sostenible

Costa Rica es un país muy pequeño, pero en cambio tiene el privilegio de ser el hábitat del 6,5% de la biodiversidad existente en todo el mundo. En cuanto a su territorio, el 26% del mismo está compuesto por zonas protegidas donde se conserva la naturaleza en distintos grados de conservación.

La estabilidad política del país permite que atraiga inversiones internacionales y que sea un destino turístico seguro. Los servicios son adecuados a esta realidad y hacen que tanto los costarricenses como los visitantes disfruten plenamente de su estancia en el país. Para los segundos, desde hace 30 años se aplia el Modelo de Desarrollo Turístico.

Este modelo prima un turismo sostenible de manera transversal, implicando a toda la sociedad en la consecución de los planes de desarrollo turístico. La naturaleza se pone en valor para ofrecer lugares únicos en el mundo, con una gran oferta de deportes de aventura, sol, playa y observación de la naturaleza. Todo, sin olvidar lo que hace que unas vacaciones sean inolvidables.

El turismo de bienestar es otro de los pilares sobre los que se sustenta el país centroamericano. La experiencia “Wellness Pura Vida” hace que el relax y los tratamientos de belleza se hayan convertido en uno de los placeres definitivos de Costa Rica y uno de los programas más solicitados por los que eligen este destino para sus vacaciones.

En cuanto a la salud y felicidad de los costarricenses, es destacable la existencia de una de las cinco Blue Zones del mundo, la Península de Nicoya. Se trata de la única Zona Azul de Iberoamérica y la más grande en extensión del mundo, que concentra a más de 900 habitantes de más de 90 años de edad. Un paraíso sostenible que cuida y protege su medio ambiente y a sus habitantes.

elmundoalinstante.com

Related Posts

Deja un comentario