Descubre el por qué Colombia “es el país del Sagrado Corazón de Jesús”

Los datos históricos, de la expresión “País del Sagrado Corazón” te aclararán la percepción de este dicho.


Durante años hemos escuchado esta santa consagración y muchas veces, diversos medios de comunicación, autores de todo tipo y personas del común, usamos este rótulo con un dejo irónico, es como si al decir “país del sagrado corazón”, se estuviera compadeciendo a un territorio en el que lo bello se mezcla con lo inaudito; un lugar en el que todo puede pasar.

Ante la afirmación de que esta patria es la del sagrado corazón de Jesús, se podría interpretar que nuestra nación es el mismo cielo por estar protegida por nuestro santo señor, pero la realidad es que, en el firmamento nacional, se ha gozado de días con cielo despejado, pero también de otros con grandes nubarrones y tormentas.

Cuando acabó la guerra de los mil días, el país se encontraba prácticamente en ruinas, la miseria, la enfermedad y la desolación habitaban cada centímetro del territorio, entonces la iglesia católica decidió elevar una plegaria oficial para remediar la situación.

Fue así como motivó al gobierno del Presidente José Manuel Marroquín Ricaurte a declarar mediante el decreto 820 del 18 de mayo de 1902, la consagración de la República de Colombia al Sagrado Corazón de Jesús, seguido a esto se comenzó la construcción en Bogotá de la iglesia del Voto Nacional como símbolo de paz entre liberales y conservadores.

En un país de profundas raíces católicas, la fiesta de la consagración al sagrado corazón de Jesús se realizó ininterrumpidamente durante décadas hasta que, en el año de 1994, una demanda obligó al estado a declararla como inconstitucional debido a que en la reforma a la carta magna de 1991 se declaró la libertad de cultos en el país..

Representaba tanto para el país esta consagración, que cada 28 su ceremonia anual, era dirigida por el propio presidente de la República en nombre de todos los colombianos. Hoy, y a pesar de que ya perdió carácter oficial, este día se mantiene vivo en los fieles, quienes no se apartan de la devoción al sagrado corazón de Jesús.

Muchos colombianos afirman que desde que se le retiró al país la consagración al sagrado corazón de Jesús, el país ha tenido que afrontar períodos muy difíciles y que solo momentos mejores se vivirán cuando retorne a él, la protección que viene desde el cielo.

Aunque existan diversos credos y manifestaciones, Colombia aún sigue diciendo con fe: “¡Sagrado corazón de Jesús, en vos confío!”

Juan Carlos García Sierra

colombia.com

Artículos relacionados

Deja un comentario